EL PÁJARO PINTADO

Banalizando el horror

El pajaro pintado Revista Mutaciones.

Basada en la novela homónima de Jerzy Kosinski, El pájaro pintado (The Painted Bird, 2019) relata el periplo por Europa del Este de un niño judío en plena Segunda Guerra Mundial. Es la primera película en once años del director Václav Marhoul tras Tobruk (2008), otro drama bélico que llevaba a un joven checoslovaco a alistarse en el ejército para combatir en el Norte de África, también durante la Segunda Guerra Mundial. Estrenada en Venecia entre no poca polémica y estupefacción por parte de espectadores y prensa, El pájaro pintado es un film de enorme violencia y aspereza en la que su director deja entrever la transparencia de sus intenciones y la opacidad de su moralidad como cineasta.

Durante las casi tres horas de metraje de El pájaro pintado, la cámara de Marhoul sigue a un joven huérfano que, a duras penas, recorre un país desconocido de Europa del Este con la esperanza de que el conflicto bélico le pase de largo. Desde la primera escena, la crueldad de los no pocos personajes que se cruzan en su camino se hace el pan nuestro de cada día. Dividida en una estructura de “capítulos” o segmentos titulados con los nombres de estos personajes secundarios, recuerda a los tratados del clásico de la literatura picaresca española del siglo XVI El Lazarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades (1554), sobre un pobre diablo, también separado de sus padres, que se veía obligado a arrimarse a diferentes amos (el ciego, el clérigo, el hidalgo, etc) para sobrevivir en la España renacentista. Esta era la forma que tenía su anónimo autor de analizar los estamentos y clases sociales de la época y trasmitir enseñanzas y lecciones sobre la naturaleza humana. Como Lázaro, el joven sin nombre de El pájaro pintado llega a convivir con una buena variedad de personajes, en su mayoría deleznables, que se retratan como los culpables de la pérdida de la inocencia del protagonista.El pájaro pintado Revista Mutaciones

La apabullante fotografía de Vladimir Smutny coloca al pequeño huérfano en mitad de un escenario rural, cubierto de árboles desvestidos y de grises cortezas. De influjo infernal, donde nada crece y todo sufre y muere. La fotografía, eso sí, se ve acompañada por una decepcionante vacuidad. La película de Marhoul peca de una crueldad y una amoralidad casi cómica, y que cercena la belleza de sus imágenes rodadas en 35 mm en un poderoso blanco y negro. En El pájaro pintado no hay otra cosa que un espectáculo grotesco de asesinatos, suicidios, violaciones y genocidios. Una serie ininterrumpida de desdichas horribles que, si bien en un principio pueden impresionar, terminan, en toda su repetitividad, por convertirse en sketchs autoparódicos que impregnan a la película de un tono de ridiculez casi ruborizante. Si bien en El Lazarillo de Tormes con cada tratado el lector absorbía las enseñanzas y moralidades que predicaba su autor, en El pájaro pintado solo hay morbo y gratuidad. El simple deseo de su director de impactar. Y puede conseguirlo (difícil no hacerlo con algunas de las escenas que presenta), pero de forma efímera y superficial.

Finalmente, se palpa el deseo del director checoslovaco de equipararse a películas como La infancia de Iván (Andréi Tarkovsky, 1962) y Masacre: Ven y mira (Elem Klimov, 1985). Crudos clásicos del cine anti-bélico soviético a los que El pájaro pintado no solo no se aproxima, sino que se coloca en sus antípodas. Václav Marhoul parece no comprender que, si algo hizo grandes a las películas de Tarkovsky y Klimov fue su humanidad ,y, más concretamente, de cómo la guerra puede acabar con ella. Marhoul se vanagloria de su manufacturado y mecánico horror, juguetea con él y, como no podía ser de otra forma, lo banaliza.


El pájaro pintado (The Painted Bird. República Checa, 2019)

Dirección: Václav Marhoul / Guion: Václav Marhoul /Producción: Václav Marhoul y Aleksandr Kushaev/ Fotografía: Vladimir Smutny / Reparto: Petr Kotlar, Harvey Keitel, Barry Pepper, Julian Sands, Udo Kier, Stellan Skarsgard

Un comentario en “EL PÁJARO PINTADO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.