NINA WU

La industria podrida

La actriz y guionista taiwanesa Ke-xi Wu coescribe y protagoniza Nina Wu (Midi Z, 2019), ), una película inspirada en el caso Weinstein que se proyectó en la sección Un Certain Regard del Festival de Cannes de 2019. Midi Z, director birmano-taiwanés de corta pero fecunda trayectoria  —que hasta ahora había sido ignorado en España— capitanea la historia escrita por él y su actriz fetiche. Este mes dos títulos han llegado a España a través de Filmin: The Road to Mandalay (2016) y la mencionada Nina Wu.

Nina Wu. Revista Mutaciones

El film, un pastiche de distintas obras anteriores, aborda la cuestión del abuso al que son sometidas las actrices en la industria del cine. Con reminiscencias de Perfect Blue (Satoshi Kon, 1997), Cisne negro (Darren Aronofsky, 2010), o The Neon Demon (Nicolas Winding Refn, 2016), la película plantea una premisa que ya hemos visto en pantalla, aunque eso no la convierte en innecesaria. Tanto en Nina Wu como en sus antecesoras, la realidad comienza a  desdibujarse cuando los papeles que encarnan las actrices las empiezan a superar. Un descenso a los infiernos perpetrado por la autoexigencia y por la presión a la que las exponen, pero también como consecuencia de un sistema codificado de abusos, en el que el artificial enfrentamiento entre mujeres sostenido por el patriarcado facilita el trabajo al abusador.

Aunque los guionistas han intentado desvincular de alguna forma Nina Wu del movimiento “Me Too” —reconocen la inspiración pero no lo conciben como un cine de denuncia — lo cierto es que la película hace un sórdido retrato de la industria taiwanesa fácilmente extrapolable a otras latitudes.

Como en The Road to Mandalay, la protagonista verá cómo el peligro inminente se materializa en un reptil. Antes de comenzar a rodar la película que acabará con Nina, cuando el agente le recomienda aceptar el papel, el chantaje ya forma parte de las dinámicas establecidas. Rodando se enfrentará al maltrato por parte del director, y más tarde, durante la promoción, a las exigencias estéticas. Durante la primera parte de la película —la más interesante y menos convencional—Nina Wu se adentra en el terreno del metacine, rodar una película dentro de la película confundiendo al espectador constantemente, haciéndolo dudar junto a la protagonista entre lo real y lo irreal. Una puesta en escena estudiada, con planos secuencia perfectamente coreografiados. Atractiva, elegante y brillante, como la superficie de la industria. Recrea el estado de paranoia con luces rojas y movimientos de cámara regulares. Una cámara inquieta y una paleta de color que parecen beber del Gaspar Noé de Clímax (2018) y de Irreversible (2002).

Nina Wu. Revista Mutaciones

Con Irreversible comparte, además de la forma, un guion que se desarrolla mostrando el origen del mal al final, volviendo así más nítidos los 102 minutos de metraje de Nina Wu. También, un argumento en el que ambas víctimas quedan a la merced de sus verdugos sin poder defenderse y con la humillación femenina como hilo conductor de una historia, en este caso, sin un Vincent Cassel con la masculinidad herida.

La música, en momentos más cercana al ruido que a una melodía, genera una atmósfera de suspense y angustia, aunque el silencio consigue un efecto aún más aterrador en otras escenas. Como herencia del taiwanés Tsai Ming-liang encontramos un especial talento en Midi Z para rodar espacios amplios y, en breves instantes, vacíos. Entre ellos las oscuras vías del metro al comienzo, únicamente iluminadas por el tren que se abalanza sobre ellas, con Nina a bordo ajena al aciago mundo subterráneo que se precipitaba a anunciar el final.


Nina Wu (Juo ren mi mi , Taiwán, 2019)

Dirección: Midi Z  / Guion: Wu Ke-xi y Midi Z  / Producción: Harvest 9 Road Entertainment, Jazzy Pictures, Seashore Image Production / Fotografía: Florian Zinke / Música: Giong Lim / Montaje: Matthieu Laclau, Yann-Shan Tsai / Reparto: Wu Ke-xi, Vivian Sung, Kimi Hsia…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.