VELVET BUZZSAW

¡Cuidado, muerden!

Velvet Buzzsaw1 - Revista Mutaciones

Apenas un par de días después de ser presentada en el Festival de Cine de Sundance, la última película del director estadounidense Dan Gilroy se encuentra ya a disposición de cualquier usuario de la plataforma streaming más polémica de estos últimos años. Y es que con Velvet Buzzsaw (2019), el sello Netflix pone en el foco, una vez más, su polarizada posición estratégica desmarcándose de los hasta ahora considerados circuitos comerciales. El idílico y salvador pretexto de la supuesta democratización que ofrece, parece convencer a los realizadores dispuestos a arriesgar con sus filmes. El más llamativo ejemplo de esta cuestión se encuentra en las recientes declaraciones del propio Alfonso Cuarón, que no cesa en repetir y remarcar que su Roma (2018) no hubiese podido ver la luz porque “nadie se atreve a financiar una película -hoy en día- rodada en blanco y negro, sin estrellas y en español”. Pero la partida continúa: teniendo en cuenta que, en parte, los grandes estudios han contribuido a que Netflix sea hoy prácticamente un agente poderoso en el mercado cinematográfico, ¿se puede considerar lícito que Velvet Buzzsaw –película original de dicha empresa- se defina como producción independiente?

Esta apuesta por irrumpir en el mercado cinematográfico provocando se materializa en los mismos proyectos que respalda, que en sus últimos dos éxitos parece cuestionar, de manera sarcástica, el acto de observar: el cine, su concepción en la nueva era del auge del streaming, el propio sistema industrial tradicional… Si con A ciegas (Bird Box, Sussane Bier, 2019) proponía la apocalíptica y distópica anulación de la mirada (del ojo) para sobrevivir a la amenaza de un “enemigo invisible e despersonalizado”, con Velvet Buzzsaw esa mirada se convierte en delirio. Siguiendo el hilo marcado por la denuncia a un cierto tipo de periodismo masificado y sensacionalista que obsesionaba al camarógrafo que da vida Jake Gyllenhaal en su aplaudida ópera prima Nightcrawler (2014), Dan Gilroy –protegido por Netflix- satiriza el mundo que se esconde detrás de las galerías y las exposiciones, de los creadores de tendencias y críticos, cambiando las cámaras de televisión por obras artísticas.

Velvet Buzzsaw2 - Revista Mutaciones

Los créditos iniciales de Velvet Buzzsaw presentan una serie de imágenes de animación que concluyen introduciendo al espectador en la historia a través de un ojo –cubierto por una gafas que no casualmente tienen los cristales fraccionados- de manera similar a como Hitchcock lo hizo en 1958 en Vértigo (De entre los muertos) (Vertigo). El deseo que motiva a los protagonistas de la película no es más que la ilusión de mercantilizar el arte, y sin embargo, este hecho acarrea drásticas consecuencias. Los paseos de Scottie en coche por San Francisco se traducen en los de un grupo de galeristas encabezado por Morf Vandewalt (nuevamente Jake Gyllenhaal, que esta vez comparte elenco con John Malkovich, Toni Collette, Daveed Diggs, Billy Magnussen y la primeriza Zawe Ashton) que escondido tras unas gafas oscuras y una sonrisa burlona deambula por las galerías laberínticas de Los Ángeles en donde el desorden de los stands recuerdan a la fragmentación de los cristales anteriormente mencionados. Así, el motivo -tanto narrativo como figurativo- de la espiral que el maestro Hitchcock exprimió en su inolvidable obra tiene en las primeras secuencias de Velvet Buzzsaw su particular lógica. Las galerías se muestran como “un safari para encontrar lo nuevo y comérselo”, un espacio anárquico y caótico en el que los agentes se ahogan en la obsesión.

Pero la narración decae nada más empezar a percibir el ambiente siniestro y fantasmagórico que coquetea con las películas de terror de Serie B. Tras descubrir una serie de pinturas firmadas por un artista desconocido –quien antes de morir dejó escrito que sus obras deberían ser destruidas- Morf Vandewalt, sobrepasado y arquetípicamente construido, y sus galeristas high class intentarán hacer negocio bajo la premisa de “¿qué sentido tiene el arte si no lo ve nadie?”. Es entonces cuando se manifiesta lo sobrenatural y Gilroy se pierde al buscar el equilibrio entre lo absurdo y lo satírico, dejando de lado su acercamiento hitchcockiano inicial, del que se desliga al dar literalmente vida a las obras artísticas.

Velvet Buzzsaw3 - Revista Mutaciones


Velvet Buzzsaw (Estados Unidos, 2019)

Dirección: Dan Gilroy / Guion: Dan Gilroy / Producción: Jennifer Fox (para Netflix) / Música: Marco Beltrami / Fotografía: Robert Elswit / Montaje:   John Gilroy / Diseño de producción:  Jim Bissell Reparto:  Jake Gyllenhaal, René Russo, Zawe Ashton, Toni Collette, John Malkovich, Tom Sturridge, Natalia Dyer, Billy Magnussen, Daveed Diggs, Damon O’Daniel, Valentina Gordon, Peter Gadiot, Pisay Pao, Steven Williams, Kevin Carroll…

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.