THE STAIRCASE

Allí donde la verdad tropiece

Hay historias cuyos ecos resuenan a lo largo del tiempo. Décadas que transcurren y, sin embargo, instantes congelados. Uno de esos momentos aconteció a principios del siglo XXI en la localidad de Durham, Carolina del Norte (EE.UU.). Las noticias amanecían anunciando la extraña muerte de Kathleen Peterson, quien había sido hallada sin vida al final de las escaleras de su domicilio. El denunciante y único sospechoso de los hechos: su marido, Michael Peterson. Con esta premisa surgió también, en el año de los hechos, el documental The Staircase (Jean-Xavier de Lestrade, 2004), que seguía el juicio contra Michael, y que exploraba los recovecos más íntimos de su vida familiar durante el proceso que terminaría por enviarlo entre rejas. The Staircase (Antonio Campos, 2022), es la más reciente versión de este relato: una que bebe de forma directa de la primera. La miniserie de HBO Max explora más a fondo la ya afamada historia, y realiza un escrutinio sobre los aspectos más psicológicos de sus protagonistas y de los autores que desarrollaron el documental previamente mencionado.

The Staircase. Revista Mutaciones 2

Tratándose de un relato sobre el relato, la propuesta de esta ficción se sostiene sobre la abundante imitación de instantes concretos de su material de origen. Se produce un baile estético entre la fotografía propia de estilo cinematográfico, con el uso de recursos estilísticos que acercan la imagen a la de la grabadora digital de principios de los años 2000, con la que se realizó el documental. A su vez, planos calcados e interpretaciones certeras por parte de los actores y actrices sobre las imágenes de archivo. Este acompasado movimiento permite en todo momento bucear en el imaginario propuesto por Campos, que pretende integrar al espectador en la historia no contada tras las imágenes que el mundo ya conocía. De este modo, se alcanza un conocimiento mayor — cabría preguntarse, ¿tal vez ficticio? — del caso de Kathleen Peterson.

Sin duda, la mayor diferencia se centra en que en esta ocasión conocemos a Kathleen. Si bien en la pieza original su figura se representaba mediante la imagen que sus familiares retrataban de ella, aquí adquiere un protagonismo indispensable. Se le presenta como un individuo más en la trama, con un incesante cronómetro que marca el tiempo restante hasta su muerte. Toni Collette es la encargada de dar vida a esta figura fantasmagórica y sombría, y lo hace valiéndose de un registro actoral inmenso. La actriz es capaz de encarnar desde el instante de maternidad más dulce hasta la cólera de alguien  que lo ha perdido todo en una caída de bolsa. Todos esos matices aportan una visión redonda de la mujer sobre la que toda esta historia gira. La gran desconocida para el mundo, hasta ahora.

The Staircase. Revista Mutaciones 1

La acompaña Colin Firth, quien sostiene otro de los grandes pesos narrativos, con una labor minuciosa de imitación a la famosa figura de Michael Peterson. Si bien la tarea de Collette resulta complicada por la falta de material sobre el que trabajar, la de Firth es afanosa debido a lo opuesto. El actor acomete una labor de imitación exhaustiva, y sale exitoso. Ambos representan un valor fundamental para que el relato cale hondo y se transforme en permeable para el espectador. Aparece una conexión humana con cada uno de los personajes, y esto se debe a la veracidad y profundidad con la que ambos intérpretes se sumergen en su labor.

Cargada de movimientos temporales, trayendo la trama del pasado al presente de forma continua, la historia se va desgranando poco a poco a medida que sus personajes y la audiencia la van descubriendo. Se producen alrededor de Kathleen numerosos “presagios” del que será su fatídico final. Como el instante en que abre el acceso a la azotea y cae sobre sus pies, como si de una guillotina se tratase, la escalera que le permitirá subir. Una metáfora visible del lugar que le conducirá a su muerte.

En tan solo ocho episodios de poco más de una hora, se pone un broche “final” al que fue el documental que abarcó desde el 2004 hasta el 2018 la misteriosa historia navideña de los Peterson. Sin embargo, y como ocurre en la realidad, la verdad de los hechos sigue manteniendo un halo de misterio que, al menos por el momento, parece que seguirá inconcluso. En esto, el elemento ficticio de la miniserie juega a su favor. ¿Qué es ficción y qué realidad? Como bien enuncia el fiscal Jim Hardin (Cullen Moss) en el segundo de los episodios, “sigue buscando la verdad, algún día tropezarás con ella”. Campos ofrece un paso más en el camino y, si la verdad quiere, tal vez algún día toparemos con ella.


The Staircase (EE.UU., 2022)

Dirección: Antonio Campos (creador), Leigh Janiak / Guion: Antonio Campos, Maggie Cohn, Aja Gabel, Craig Shilowich, Emily Kaczmarek / Producción: Annapurna Televisión, HBO Max / Fotografía: Lyle Vicent, Michael Svitak / sica: Danny Bensi, Saunder Jurriaans / Intérpretes: Colin Firth, Toni Collette, Julliette Binoche, Sophie Turner, Parker Posey, Michael Stuhlbarg, Patrick Schwarzenegger, Rosemarie Dewitt

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.