THE BOYS (T2 – PRIMEROS CAPÍTULOS)

Los que vigilan a los vigilantes

Amazon Prime nos ha dado acceso a los 3 primeros capítulos de la segunda temporada de The Boys, que se estrena mundialmente el 4 de septiembre. Esta reseña sirve de introducción y adelanto a la que realizaremos cuando concluya la temporada.

the-boys-2-mutaciones

La deconstrucción del mundo de los superhéroes que inició en 1986 el guionista Alan Moore con Watchmen ha encontrado su hueco, definitivamente, en la pequeña pantalla. Con Marvel y DC plagando las salas de cine de historias “clásicas” de héroes contra villanos y relatos de orígenes a la antigua usanza (con alguna excepción como Joker), el posmodernismo superheroico se ha pasado a las plataformas de streaming con propuestas como la tardía secuela en formato de miniserie de la propia Watchmen, la pandilla de inadaptados y torturados freaks de Doom Patrol o la serie que nos ocupa, la adaptación de la obra creada por Garth Ennis (guionista) y Darick Robertson (dibujante), The Boys. Creada para Amazon Prime por Eric Kripke, que ya intento adaptar el cómic en 2016 junto a Seth Rogen y Evan Goldberg (responsables a su vez de otro traslado de una obra de Ennis a televisión, Preacher), la primera temporada se convirtió en el mayor éxito de la plataforma y fue renovada ipso facto para continuar con una segunda.

The Boys, en su formato televisivo, es un grupo antisistema formado por 5 personas que comparten un pasado delictivo, violento o trágico por culpa de The Seven, los superhéroes más poderosos, admirados y mediáticos del planeta. Su misión es desvelar al gran público que, en realidad, estos semidioses, al igual que los de las mitologías europeas, están corrompidos por la soberbia, la corrupción, la lujuria, la ira y, en definitiva, la sensación de que pueden hacer lo que quieran, cuando quieran y a quién quieran sin que nadie pueda evitarlo ni recriminárselo (algo que apuntaba también la película de David Yarovesky de 2019 El hijo), ya sea por sus poderes sobrehumanos o por la protección en medios de comunicación e influencia pública de la compañía que les ampara, la multinacional Vought.

theboys-2-mutaciones
En su primera temporada, The Boys sentaba las bases de su denuncia social contra políticos, medios de comunicación y, básicamente, cualquier persona u organización con mucho poder comparándola con estos héroes y su hipocresía. Asesinatos, abusos sexuales, chantaje a altos cargos políticos e incluso experimentos genéticos con recién nacidos, cualquier atrocidad está al alcance de The Seven y la serie lo reproduce sin guardarse nada, con todo el gore y la crudeza necesarias, pero también lo cubre de un humor negrísimo y de la ridiculización personal de estos supuestos seres impecables a través de sus fetiches y sus adicciones. Homelander (Antony Starr, que realiza un trabajo encomiable) por ejemplo, una mezcla de Superman y Capitán América, líder del grupo, es el más poderoso y despiadado, carente de remordimientos y de cualquier ética, tratando a los seres humanos como una raza inferior insignificante, pero al mismo tiempo se comporta como un niño de mamá, caprichoso y falto de cariño en su relación con la vicepresidente de Vought, Madelyn Stillwell (Elizabeth Shue). The Boys, liderados por un ex agente del FBI venido a terrorista antisistema llamado Billy Butcher (Karl Urban, el otro animal interpretativo de la serie junto a Starr) se proponen desenmascarar estas prácticas de abuso de poder con la misma moneda: violencia y extorsión.

Quis custodiet ipsos custodes?“, traducido como “¿Quién vigila al vigilante?”, es una pregunta contra el poder que escribió el poeta Juvenal en la Antigua Roma y que sirvió de inspiración para Watchmen, “Los vigilantes”. Pues bien, The Boys es la respuesta.

Los primeros episodios de la segunda temporada forman un tríptico autoconclusivo y continuista. Una especie de capítulo de 3 horas que sirve de nexo para aclarar parte de las dudas que quedaban en el aire en el cliffhanger final del año pasado, pero también para redefinir a ciertos personajes y presentar a otros nuevos. Todo ello sin perder el estilo gamberro, salvaje y desenfadado que caracteriza a la propuesta. The Boys, ahora más en la clandestinidad que nunca por estar en busca y captura, siguen intentando boicotear a The Seven. El grupo de superhéroes, por su parte, empieza a resquebrajarse con algunos miembros planteándose su comportamiento mientras que otros, como Homelander, siguen escalando en su egolatría déspota. Además, incorporan a un nuevo miembro, Stormfront (Aya Cash), que parece ser la primera en mucho tiempo en enfrentarse a Homeland con sus mismas y despreciables armas de maltrato psicológico. Seguiremos atentos una de las series más irreverentes y valientes del panorama actual.


The Boys (Temporada 2. EEUU. 2020)

Showrunner: Eric Kripke / Guion: Eric Kripke, Anne Cofell Saunders, Ellie Monahan, Evan Goldberg, Phil Hay, Matt Manfredi, Garth Ennis, Seth Rogen, Craig Rosenberg, Rebecca Sonnenshine, Geoff Aull, George Mastras (Cómic: Garth Ennis, Darick Robertson) / Producción: Amazon Studios, Original Film, Point Grey Pictures, Sony Pictures Television / Música: Christopher Lennertz / Fotografía: Jeremy Benning, Dylan Macleod, Evans Brown, Jeff Cutter, Dan Stoloff / Reparto: Karl Urban, Jennifer Esposito, Jack Quaid, Elisabeth Shue, Laz Alonso, Simon Pegg, Colby Minifie, Jess Salgueiro, Brittany Allen, Bruce Novakowski, Sarah Camacho, Jaiden Cannatelli, Chace Crawford, Brittany Drisdelle, Karen Fukuhara, Haley Joel Osment, Aya Cash, Alanna LeVierge, Dominique McElligott, Nathan Mitchell, Erin Moriarty, Jim Pagiamtzis, Antony Starr, Jessie T. Usher, Aya Cash.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.