SOLO LAS BESTIAS

La teoría del caos

Han pasado 20 años desde su laureada Harry, un amigo que os quiere (2000). Ahora, Dominik Moll está de vuelta, y se agradece después de una filmografía un tanto irregular.

Solo las bestias, basada en la novela homónima de Colin Niel y de la cual guarda su estructura narrativa, empieza con una intrigante escena de apertura en Costa de Marfil para, al cabo de unos minutos, trasladarse a la campiña gala y desvelar la desaparición de una mujer después de un temporal de nieve. A partir de aquí el director delegará la carga de la trama en sus personajes como ya hiciera Kurosawa en Rashomon (1950), aportando cada uno su dosis de misterio, indicios y pistas falsas.

solo las bestias revista mutaciones

Lo que en un principio pudiera parecer una película policíaca al uso poco a poco se va convirtiendo en un entramado vertiginoso, en un canto a cinco voces.

La película, diseccionada en capítulos, adopta, uno por uno, los puntos de vista de cada personaje principal, construyendo así una suerte de puzzle, como sucediera en Crash (Paul Haggis, 2004). Aunque en un primer momento se pudiera pensar que cada capítulo se enlaza con el anterior de forma cronológica, pronto nos damos cuenta que lo que hacen es mas bien encajar para ir poco a poco deslumbrando el misterio central.

El aislamiento del mundo agrícola y la autopsia de la soledad afectiva, serán el punto de partida para construir un relato basado en la noción del azar.

Del misterioso blanco manto de la meseta francesa, que a muchos recordará a Fargo (Joel y Ethan Coen, 2014), nos trasladamos a las ruidosas y caóticas calles de Abiyán para desembocar en un efecto mariposa. Sí, porque en un sistema no determinista los pequeños cambios pueden conducir a consecuencias totalmente divergentes.

Solo las bestias es un drama sentimental y policíaco. El largometraje de Dominik Moll dibuja con destreza el retrato de personajes con sentimientos y ambiciones insaciables y, más allá del arte del suspense, explora temáticas tan variadas como la soledad rural, la idealización amorosa o los fantasmas tecnológicos. Un thriller sombrío y poderoso.


Solo las bestias (Seules les bêtes. Francia. 2019)

Dirección: Dominik Moll / Guion: Gilles Marchand, Dominik Moll (Novela: Colin Niel) / Producción: France 3 Cinéma, Haut et Court, Razor Film / Fotografía: Patrick Ghiringhelli / Música: Benedikt Schiefer / Reparto: Denis Menochet, Valeria Bruni Tedeschi, Laure Calamy, Nadia Tereszkiewicz, Damien Bonnard, Bastien Bouillon, Guy Roger ‘Bibisse’ N’Drin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.