SITGES 2020: MALNAZIDOS (INAUGURACIÓN)

Nación neutral

malnazidos-mutaciones

Javier Ruiz Caldera y Alberto de Toro, su inseparabale editor que en esta ocasión debuta como co-director, no son ajenos a los tópicos de las películas españolas. El primer largometraje de Ruiz Caldera, Spanish Movie (2009) daba buena (es un decir) cuenta de ello. Pero ni siquiera en esa parodia/amalgama de éxitos patrios se abordaba el cliché más repetido por los negacionistas del cine español: “todas las películas españolas son sobre la guerra civil”. Malnazidos llega para acometer el tema y mezclarlo con el fantástico cómico que predomina en la carrera de Ruiz Caldera como una especie de exploitation autoconsciente, al igual que Spanish Movie, aunque alejado del fiasco que supusieron ésta y Superlópez (2018) y más cercano al buen equilibrio entre cine de género y humor que demostraron Promoción Fantasma (2012) y Anacleto: Agente secreto (2015).

Sitges inaugura su edición más difícil en 53 años de historia en medio de una pandemia mundial, con aforo presencial reducido y abriéndose por primera vez, aunque sea de manera parcial, a los visionados online, y lo hace con una comedia sobre un virus zombie en plena guerra civil. Tristemente, la realidad ha demostrado que es más fácil que una enfermedad letal se extienda por el mundo a que rojos y azules se pongan de acuerdo para luchar contra ella. El elemento fantástico de Malnazidos se encuentra más en esta situación que en la amenaza zombie. Hay muchos paralelismos que entrelazar con la actualidad y con los últimos años de nuestro estado nacional (ya ni siquiera digo “país”, por si acaso), pero vamos a aprovechar la burbuja de un festival de cine para olvidarnos de todo (y de todos) y centrarnos en lo puramente cinematográfico.

malnazidos-mutaciones-2

Malnazidos también lo hace, evitando posicionamientos políticos para focalizarse en lo humano: el miedo como nexo emocional entre bandos opuestos, la risa como escape ante la peor de las situaciones y el horror más oscuro y siniestro, la muerte personificada, como metáfora de la guerra. Este último elemento (un batallón se encuentra con una presencia misteriosa y mortal) se puede encontrar en filmes de corte terrorífico y salvaje como la dupla de Neil Marshall que forman Dog Soldiers (2002) y Centurión (2010), o en cintas de un estilo más pulp y desenfadado como Overlord (Julius Avery, 2018) y Frankenstein’s Army (Richard Raaphorst, 2013). Ruiz Caldera y Alberto de Toro optan por esta segunda vía, filtrada por un aroma a Indiana Jones que impregnan tanto al protagonista Miki Esparbé como a villanos, situaciones y arco argumental. De ese estilo pulp también rescatan todos los tópicos de los experimentos nazis, al igual que adoptan una por una las pautas archiconocidas de cientos de películas de zombies, evidenciando que el arco del guion no es algo por lo que Malnazidos vaya a ser recordada para bien. Su punto fuerte está en los diálogos y las bromas entre rojos y fachas, así como en sus buenas secuencias de acción (con sus obvias limitaciones presupuestarias) que, entre zombies y aldeas de la España profunda, nos llegan a recordar al videojuego Resident Evil 4, con una Aura Garrido mejor caracterizada que la Milla Jovovich de las adaptaciones cinematográficas de la franquicia.

Malnazidos no es una película de terror, ni de la guerra civil, ni una comedia; aunque tenga todos estos elementos. Malnazidos, sobre todo, es una película de zombies y de aventuras, que busca más entretener que sorprender o trascender, y que cumple su cometido sin florituras. Las reglas del cine zombie satisfarán a sus seguidores, así como las chanzas entre comunistas y fascistas (importante que no estén ancladas a la actualidad, aunque ocasiones no faltan) son divertidas a la vez que blanditas y asequibles para no escandalizar a nadie. Malnazidos, en un conflicto armado entre el olimpo del cine zombie español (No profanar el sueño de los muertosJordi Grau, 1974- y RECPaco Plaza y Jaume Balagueró, 2007) y otras no-tan-buenas como, por ejemplo, Una de zombis (Miguel Ángel Lamata, 2003), permanecería como nación neutral. Y, como tal, no se le puede pedir ni más, ni menos de lo que ofrece.


Malnazidos (España. 2020)

Dirección: Javier Ruiz Caldera y Alberto de Toro/ Guion: Jaime Marqués, Cristian Conti (Novela: Manuel Martín Ferreras)/ Producción: Telecinco Cinema, Cactus Flower Producciones, La Terraza Films, Ikiru Films/ Fotografía: Kiko de la Rica/ Montaje: Martí Roca/ Música: Javier Rodero/ Reparto: Miki Esparbé, Aura Garrido, Luis Callejo, Álvaro Cervantes, Jesús Carroza, María Botto, Sergio Torrico, Francisco Reyes II, Frank Feys, Asia Ortega, Manel Llunell, Ken Appledorn, Dafnis Balduz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.