SHE DIES TOMORROW

“Instinto” básico

Como la mayoría de películas que llegan a salas, She Dies Tomorrow basa su imagen y su montaje en la ilustración de una historia en lugar de en la creación de significados o en una pulsión que de verdad aporte sentido al modo de desarrollarse, a pesar de que cree una atmósfera basada en el croma neónico. De entre las modalidades y temas que ofrecen las pandemias y el contagio en los cines modernos, la cinta de Amy Seimetz decide obviar la acción voraz por una sinuosa concepción de la construcción narrativa añadida al juego cromático. Pero por más que intente sonar original e incluso inteligente, She Dies Tomorrow se disipa en cuanto decide intelectualizarse hasta resultar un producto inánime.

She Dies Tomorrow. Revista Mutaciones 1

“Carpe diem” es la expresión que mejor define la idea global de una película que se esfuerza por generar un amplio discurso acerca de un tema tan obvio como es la realidad de la muerte. Amy (Kate Lyn Sheil) sabe que va a morir mañana y ante tal revelación no puede hacer otra cosa que pensar en todo lo que ha hecho y todo lo que va a hacer. La sola idea de saber esto con tanta seguridad la lleva a comportarse de manera callada, distante y ensimismada. Utilizando un modo de actuación que dista mucho de la puesta en escena de la película. Porque inevitablemente esos momentos de nihilismo acartonado de las primeras secuencias mezclados con los contrapicados, los planos detalle de objetos carentes de relevancia y únicamente mostrados para crear la sensación de incomodidad o desasosiego están en las antípodas de apoyar una actuación como la de Amy y los demás personajes.

La chica divaga, divaga y divaga sobre el hecho tremendo de esperar una muerte tan precisa mientras lo que parecía crisis interna se extrapola al exterior en un interesante pero fallido juego infeccioso. Da la impresión de que los personajes secundarios están ahí para coger el testigo de una Amy que no puede llevar el peso del film por razones ajenas a su desarrollo o incluso para cubrir la cuota racial (el desvío narrativo en torno a los personajes de Tunde Adebimpe y Jennifer Kim resulta tan inútil como gratuito). Todos acaban sucumbiendo a la idea de que van a morir mañana y la película reafirma lo que desde el principio iba insinuando. Que lo obtuso de la narración responde a una falsa profundidad filosófica que pretende generar una “vibración” (eso que ahora está tan de moda gracias al infame Nicolas Winding Refn) dirigiéndose por caminos mal explorados y haciendo gala de una imagen neónica: fría, inerte y, a estas alturas, de sobra conocida —sirena de un coche de policía que ya no intimida a nadie—.

She Dies Tomorrow. Revista Mutaciones 2

Queda subrayada la importancia de saber que vamos a morir cualquier día debido a que la idea se repite hasta la arcada; hasta que la redundancia formal e intelectual se convierte en banalidad y tedio. La falsa radicalidad de una imagen que pretende parecer contemplativa a la vez que estroboscópica se edulcora con los clásicos golpes de efecto del cine de terror más insulso y la atmósfera plastificada y calculada que hace a los personajes más raros de lo que en realidad son. El afán por aparentar dotar al mensaje “morimos porque estamos vivos” de un discurso profundo se manifiesta entre alarmantes llamadas de atención que van desde el abuso de la Lacrimosa del Réquiem de Mozart hasta las chiribitas del vestido de lentejuelas de Amy. Trucos de ambientación que personalidades como el mencionado Refn, Brandon Cronenberg, Panos Cosmatos o Ryan Gosling han utilizado también para dotar a una estética horriblemente actual de un intelectualismo exhibicionista.

She Dies Tomorrow ofrece un discurso que se queda en la valoración de su propio encubrimiento —pues es una obra que manipula con su continua falsa contención— y consigue llevar lo extravagante al terreno de lo básico.


She Dies Tomorrow (Estados Unidos, 2020)

Dirección: Amy Seimetz / Producción: Justin Benson, Gates Bradley, David Lawson Jr., Aaron Moorhead, Amy Seimetz / Guion: Amy Seimetz / Música: Mondo Boys / Fotografía: Jay Keitel / Reparto: Kate Lyn Sheil, Jane Adams, Kentuckler Audley, Katie Aselton, Chris Messina, Tunde Adebimpe, Jennifer Kim

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.