SEMPRE DIJOUS

Recuperando raíces

Sempre Dijous. Revista Mutaciones

En 2018, Joan Porcel inmortalizaba el último éxito de la cultura joven en Samantha Hudson: Una historia de fe, sexo y electro-queer (Porcel, 2018). A forma de documental, el director seguía durante un pequeño período de tiempo al nuevo icono de las redes sociales al mismo tiempo que se acercaba a la persona que lo encarnaba para dilucidar qué era personaje y qué había detrás. El resultado fue un largometraje que exponía los peligros del éxito en las redes sociales y un retrato de la libertad sexual. Esta vez, Joan Porcel vuelve a la carga con Sempre Dijous y la figura de Júlia Colom, una artista y cantante mallorquina que ha experimentado en los últimos años cierto éxito a nivel nacional. Su obra se caracteriza por la inspiración en la canción tradicional mallorquina para elaborar su música. El objetivo de Júlia es la recuperación y conservación de la memoria cultural de su tierra, y en el documental se sigue el proceso de investigación mediante el que consigue contactar con personas que puedan transmitirle nuevos conocimientos de sus respectivas infancias y juventudes.

Porcel da un paso más allá con Sempre Dijous, tomando el caso individual de Júlia Colom para poner sobre la mesa muchos de los temas más controvertidos del momento. Desde el autotune hasta el vértigo sistemático de las nuevas generaciones al terminar los estudios universitarios, Porcel da pinceladas certeras para retratar las inquietudes de los individuos del presente. Si el viaje de Samantha Hudson era una historia de auge y caída con una marcada línea dramática lineal, con un ritmo y estética rupturista acorde al personaje, en Sempre Dijous, Joan Porcel consigue adaptar su estilo al de Júlia. Encuadres cuidados, colores claros, lugares abiertos y diáfanos, minimalismo, bodegones, la influencia del entorno mallorquín… la película sigue el estilo estético de un feed de Instagram de miles de seguidores.

El contenido político es otro de los ingredientes presentes en la cinta, comenzando por el idioma utilizado: el mallorquín. La importancia de la cultura es el tema sobre el que gira el filme, la lengua utilizada es la coherente puesto que la protagonista se expresa en ella y su cometido es luchar por la reavivación de las canciones mallorquines. Tanto Porcel como Colom son amantes del patrimonio cultural ya sea en la lengua, en la música, en el cine, e incluso en el modo de vida tradicional de un lugar. Sin embargo, este filme es el reflejo de un cambio en la sociedad que ahora busca en su interior en lugar de buscar hacia afuera. Porque como expresa Colom, qué es la “apropiación cultural” sino un deseo de las personas de reconectar con sus raíces en lugar de seguir las modas estadounidenses del momento.

En Sempre Dijous, Porcel consigue que el mensaje se mantenga por encima del personaje y poder mandar un discurso lleno de matices de una forma sencilla y amena. Riéndose de sí mismos cuando hacen referencia a los clichés utilizados y sin miedo al encasillamiento por seguir una estética ligada a las redes sociales; tanto Porcel como Colom se expresan sin prejuicios.

Sempre Dijous (España, 2020)

Dirección: Joan Porcel / Guion: Álvaro Augusto / Producción: Filmin, IB3 Televisió, PowerHouse Hub / Fotografía: Mitchel Pou / Montaje: Eric Monteagudo / Música: David Capo, Júlia Colom, Pere Janer, Sergio Llopis /

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.