SEE (T1)

Hace falta algo más que ver para creer

see - mutaciones

Steven Knight, director y guionista de la maravillosa Locke (2013), pero verdaderamente famoso por ser el creador de la exitosa Peaky Blinders (2013- ), se mete de lleno en la ciencia ficción post-apocalíptica de la mano de See (2019- ), con una premisa atractiva: la humanidad perdió la vista hace siglos, lo que queda ahora es la hipotética re-organización de la misma. En cuanto a lo post-apocalíptico se refiere, no es nuevo encontrarse con una serie de este tipo, teniendo en cuenta que este género ha tendido a explotarse considerablemente en el siglo actual. La forma de abordarlo, no obstante, sí ha variado muchísimo dependiendo de lo que se quisiera transmitir. No es lo mismo La carretera (John Hillcoat, 2009) que Snowpiercer: Rompenieves (Bong Joon Ho, 2013), o 28 días después (Danny Boyle, 2002) que Un lugar tranquilo (John Krasinski, 2018). Los presupuestos pueden ser distantes entre sí, fluctuando entre el máximo naturalismo o la hipérbole más trasnochada, pero todas estas obras han de facilitar la archiconocida suspensión de incredulidad (suspension of disbelief).

Paradójicamente, el espectador tiende a una mayor facilidad de suspensión con premisas más fantasiosas, ya que por ejemplo, a la hora de ver The Walking Dead (2010- ), no se cuestiona el hecho de que haya zombis por las calles. No ocurre lo mismo cuando la película o serie pretende recubrir su universo ficcional con una base de realismo para que los eventos que se presenten en pantalla tengan un mayor vínculo con lo que podría ocurrir en el mundo externo tras una hipotética catástrofe. Así ocurre en See, donde la intención del show  es mostrar cómo podría la sociedad evolucionar (o involucionar) tras una epidemia de ceguera. El primer impedimento para el éxito contra el que debe luchar la serie de Steven Knight es su propia credibilidad como universo post-apocalíptico. En esta cuestión, la obra de Knight no consigue plantar unas bases del todo creíbles y es un problema que arrastra de forma inevitable a lo largo de toda la temporada, ya que la audiencia tendrá que esforzarse en muchos momentos para efectuar su inmersión en el mundo diegético.

See funciona en la presentación de algunas de las consecuencias típicas de este tipo de género, donde el ser humano ha regresado a una tribalidad caracterizada por códigos morales tradicionales o la influencia inapelable de la religión y la superstición. Aquí reside la fuerza de la serie, al mostrar esta vuelta a un estadio anterior, donde la dirección y producción a la hora de ambientar este universo son muy acertadas. La re-configuración del culto religioso o de ciertos roles sociales es sugerente, además de la persecución de la nueva herejía vinculada a aquellos outsiders con visión, los cuales adaptan el papel de las antiguas quemas de brujas. Otro aspecto a recalcar sería el magnetismo de alguno de sus personajes secundarios, como el carismático Tamacti Jun, interpretado por Christian Camargo, que finalmente parece haber sido desaprovechado. No obstante, en See el espectador se encontrará con situaciones muy poco convincentes, tanto escenas de batalla rozando lo inverosímil (si bien muy impactantes) como en la pobre construcción de muchos personajes. De hecho, tiene más problemas sumados al mencionado impedimento de credibilidad, principalmente debidos a unos guiones muy desdibujados, que tienden a la vuelta de tuerca innecesaria y a veces poco justificada. Esto se traduce en algunos personajes cuyas acciones se antojan un tanto arbitrarias, estando al servicio de dichos giros de guion.

Todos estos puntos débiles llevan a un final de temporada que por momentos parecía poder cambiar la deriva del show. El desenlace del viaje de los protagonistas consigue incidir con gran acierto en la figura mesiánica de aquel que sí tiene vista, y cómo la recuperación o resurgir de una comunidad con visión podrían causar consecuencias devastadoras para la masa generalizada que sigue ciega desde nacimiento. Esta idea podría haber sido mucho más explotada de cara a futuras temporadas pero, de nuevo, queda truncada por varios giros de guion dedicados a la mera sorpresa. Parece, por tanto, que se desbaratan por completo las posibilidades para que See sea capaz de convencer a la audiencia de que no hace falta más que ver para creer.


Dirección: Francis Lawrence, Anders Engström, Salli Richardson-Whitfield / Guion: Steven Knight (creador), Hadi Nicholas Deeb, Jonathan E. Steinberg / Producción: Steven Knight, Kristen Campo, Peter Chernin / Diseño de Producción: Caroline Hanania / Música: Bear McCreary / Fotografía: Brian Pearson, Jo Willems, Jules O’Loughlin / Reparto: Jason Momoa, Sylvia Hoeks, Hera Hilmar, Christian Camargo, Archie Madekwe, Nesta Cooper, Yadira Guevara-Prip, Alfre Woodard.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.