SAINT MAUD

Posesión celestial

(Crítica extraída de nuestra cobertura de Sitges 2020)

Saint-Maud-mutaciones

El debut de Rose Glass en el largometraje no podría ser más prometedor. La primera gran película de este Sitges 2020, Saint Maud, tiene mucho que ver con la mejor de la pasada edición, The Lodge (Severin Fiala y Veronika Franz, 2019): la culpa cristiana de una joven que ha pasado por una experiencia traumática, la distorsión de la realidad a través de un filtro religioso, la fina barrera que se produce en la ficción entre la enfermedad mental y el fenómeno sobrenatural y, sobre todo, la confusión permanente entre el “bien” y el “mal”, el dolor y el placer, el fanatismo y la fe, la tortura y el éxtasis.

La protagonista, Maud (Morfydd Clark), una enfermera que ha sentido la llamada del Señor tras un desafortunado episodio en la sala de urgencias, trabaja ahora de asistenta privada. Sus nuevas creencias conservadoras, de las que somos partícipes al escuchar en off sus pensamientos, chocan con la personalidad abierta y liberal de la mujer que la ha contratado, una ex bailarina con cáncer terminal. Maud se obsesionará con “salvar” el alma de esta señora antes de que emprenda su viaje al más allá, hasta el punto de verse dominada por la obra de Dios. Una “posesión celestial” que, aunque ha sido anteriormente explorada en el cine de diversas maneras (por ejemplo, en Stigmata –Rupert Wainwright, 1999-, o en Martyrs, de Pascal Laugier, que dejó una fuerte impresión en Sitges en 2008), nunca había sido tan terrorífica y tan perturbadora como en Saint Maud. La imaginería religiosa, siempre tan sugerente y macabra, y la interpretación de Clark dejan varios planos tan impactantes que será difícil borrarlos de nuestras retinas, aunque sea el primer día del festival.


Saint Maud (Gran Bretaña, 2019)

Dirección: Rose Glass / Guion: Rose Glass / Música: Adam Janota Bzowski / Producción: Escape Plan Productions, BFI Film Fund (Distribuidora: A24) / Fotografía: Ben Fordesman / Reparto: Morfydd Clark, Jennifer Ehle, Turlough Convery, Lily Knight, Lily Frazer, Faith Edwards, Rosie Sansom, Marcus Hutton, Noa Bodner, Jel Djelal, Jonathan Milshaw, Linda E Greenwood

Un comentario en «SAINT MAUD»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.