QUO VADIS, AIDA?

La tragedia humana

Quo Vadis, Aida? (2020) es la última y multipremiada película de la directora Jasmila Zbanic. Narra los acontecimientos ocurridos en julio de 1995, cuando el ejército serbobosnio liderado por el general Mladic tomó el enclave bosnio de Srebrenica, que era una de las zonas seguras que Naciones Unidas había establecido en la zona durante la guerra de Bosnia Herzegovina. En los días posteriores ocurrió el horror. Y los cascos azules holandeses no fueron capaces de evitarlo. Fue la peor masacre en territorio europeo después de la Segunda Guerra Mundial. En total, unos 8.000 hombres y jóvenes fueron ejecutados. ¿Cómo volver a contar algo tan doloroso para el pueblo bosnio y sobre todo tantas veces ya documentado sin caer en la reiteración?

Quo Vadis, Aida Revista Mutaciones

En un principio, la directora pensó que no debería ser ella la encargada de filmar esta película pues pensaba, con razón, que no sería capaz de plasmar todos y cada uno de los hechos de manera totalmente verídica. Pero después de informarse e indagar y entrevistar a centenares de víctimas se le ocurrió contar la historia dándole un punto de vista personal, el de una mujer. Más concretamente el de una madre.

Interpretada por una convincente Jasna Djuricic, que llevará sobre sus hombros todo el peso de la película, Aida es una profesora que ha sido movilizada para hacer de intérprete a los cascos azules holandeses instalados cerca de su pueblo, Srebrenica. Así, el personaje principal de la historia tendrá por un lado la misión de encarnar el lugar de las mujeres en este conflicto y, por otro, esclarecer la difícil posición de los traductores bosnios bajo contrato de las Naciones Unidas.

Quo Vadis, Aida? logra ser extremadamente rigurosa en los hechos acaecidos ese fatídico mes de julio y a su vez, conectar con un público universal. Al igual que ocurría con En tierra hostil (2008), de Kathryn Bigelow, la cinta consigue narrar la rudeza bélica con cierta suavidad. Para alcanzar dicha contradicción, la directora se sirve de los tonos azulados (color de las Naciones Unidas), pero también un color vívido y plácido para la mirada del espectador.

Quo Vadis, Aida Revista Mutaciones

Zbanic refuerza la tragedia trasladando al espectador a escenas de la vida cotidiana de la protagonista mediante flashbacks, recordando de esta manera que es tan humana como nosotros. Los primeros planos nos acercan a los personajes, obligándonos a ponerles nombre y cara a cada uno de ellos hasta mostrarnos a Aida y su punto de vista, que se encuentra en todo momento en la zona segura. Sin embargo, las ejecuciones se realizan todas fuera de campo, sin caer en el morbo y la espectacularidad. En cuanto a la música, salvo la desgarradora melodía que abre y cierra el film, la directora opta por prescindir de banda sonora, siendo fiel al silencio de los eventos que enmarcaron aquellos días.

Echando mano de diferentes recursos formales, este genocidio contra el pueblo serbio reconvertido en drama familiar hipnotiza al espectador de principio a fin con un ritmo frenético y una fuerte tensión dramática. Un perfecto equilibrio entre los terribles acontecimientos históricos y la emoción de una historia individual.


Quo Vadis, Aida? (2020)

Dirección: Jasmila Zbanic / Guion: Jasmila Zbanic / Producción: Coproducción Bosnia y Herzegovina-Austria-Rumanía-Alemania-Polonia; Deblokada, Coop 99, Digital Cube, Extreme Emotions, Indie Prod, N279 Entertainment, Razor Film, Tordenfilm AS / Fotografía: Christine A. Maier / Música: Antoni Lazarkiewicz / Reparto: Jasna Djuricic, Izudin Bajrovic, Boris Ler, Dino Bajrovic, Boris Isakovic, Johan Heldenbergh, Raymond Thiry, Emir Hadzihafizbegovic, Joes Brauers, Reinout Bussemaker, Teun Luijkx, Ermin Sijamija, Alban Ukaj

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.