QUIÉN TE CANTARÁ

Vínculo y ruptura

Es inevitable salir de Quién te cantará tarareando la versión que realizan Eva Amaral (que pone voz al personaje de Eva Llorach en las canciones) y Nawja Nimri del clásico atemporal “Procuro olvidarte”, compuesto por Manuel Alejandro y Ana Magdalena en 1980. Su melodía y su letra merodean por el filme, apareciendo de forma distraída en varias ocasiones como velado adelanto del clímax musical y personal de Lila Cassen (Nimri) y Violeta (Llorach). Sin embargo, es la letra de otra canción de la banda sonora la que expresa mejor el fondo de la obra y, no en vano, le presta su título. “Quién te cantará”, compuesta por Juan Carlos Calderón en 1978 para el grupo Mocedades, habla sobre la pérdida, la añoranza, la unión entre dos personas y la continuación de un legado. De lo mismo que trata la película de Carlos Vermut.

Tras el enorme éxito crítico de Magical Girl (2014), que se alzó con la Concha de Oro en San Sebastián, el nuevo trabajo de Vermut era uno de los más esperados del panorama nacional. Su estilo único, que al fin y al cabo era una mezcla de géneros y estilos que desataba incógnitas, incomodidad y una fascinación casi hipnótica, encandiló a la crítica de tal manera que se llegó a comparar su incipiente carrera con la de Almodóvar. Después de 4 años de espera, Quién te cantará ha vuelto a descolocarnos, pero no ha provocado tanta unanimidad.

Rompiendo con lo inesperado y misterioso de sus anteriores argumentos, la amnesia de Lila Cassen se desarrolla como una historia de corte clásico, algo que agudiza Alberto Iglesias con su melancólica banda sonora. Vermut abraza, quizá de manera inconsciente, al Almodóvar de películas como Hable con ella (2002) y Volver (2006) y se olvida un poco de su propio universo, del que solo se intuyen destellos. El melodrama inunda todo, mientras que los atisbos de ruptura con la realidad, de suspense esotérico, se quedan en nada, con una presencia que roza lo anecdótico. La sobreexplicación hace que Quién te cantará sea un trabajo más “accesible”, pero menos interesante. El juego de identidades y de imitaciones, la experiencia cíclica de sus protagonistas, el vínculo entre la pérdida y la liberación que comparten, la carga que soportan y la desconexión social con la que intentan combatirla… Todo ello se integra a cuentagotas, insinuándose hasta que termina derrumbándose con algunas conclusiones finales que, más que aclarar conceptos, los desdibujan.

Lo que vemos en Quien te cantará es una película de alguien que es muy bueno y que se parece mucho a Carlos Vermut. Pero al igual que Violeta y Lila (el juego de palabras no hace falta comentarlo), parece que Vermut haya olvidado parte de sí mismo. O quizá es que no le conocemos tanto (es lo más probable), y su cine trata de evolucionar a base de prueba y error. En todo caso, es curioso que, en un mundo posmoderno repleto de “homenajes y referencias”, no haya querido imitarse a sí mismo. La valentía no la ha olvidado.


Quién te cantará (España, Francia, 2018)

Dirección: Carlos Vermut / Guion: Carlos Vermut / Producción: Enrique López Lavigne para Apache Films y Aralán Films / Fotografía: Eduard Grau / Montaje: Marta Velasco / Música: Alberto Iglesias / Diseño de producción: Laia Ateca / Reparto: Najwa Nimri, Eva Llorach, Carme Elías, Natalia de Molina, Julián Villagrán, Vicenta N’Dongo, Inma Cuevas, Ignacio Mateos, Catalina Sopelana

Un comentario en «QUIÉN TE CANTARÁ»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.