Estrenos

PLEASURE


Los ¿límites? del placer

Pleasure (2021) es la particular ópera prima de la sueca Ninja Thyberg. Esta propuesta desentraña a la industria del porno estadounidense para explorar los confines del sexo y sus distintas formas de comercialización. Para ello, parte del cortometraje homónimo que la propia realizadora llevó a cabo en 2013.

Sin lugar a duda, la arriesgada y protagónica interpretación de la debutante Sofia Kappel es un pilar fundamental en la consecución del realismo pornográfico. Encarna a Bella, una joven sueca que inmigra a Los Ángeles (Estados Unidos) con la aspiración de convertirse en una gran estrella del porno. A través de su recorrido y ambición, esta película retrata distintos escenarios y actividades que traspasan las delgadas líneas entre lo sexualmente “adecuado” y lo sexualmente “controvertido”.

Pleasure. Revista Mutaciones.

Un punto fundamental en su construcción fílmica es el trabajo específico desde la fotografía, en la cual predomina el uso de luz natural y limpia. Las paredes blanquecinas de los distintos escenarios de rodaje promueven una alta exposición lumínica del entorno, envolviendo así a Bella en medio de una desangelada soledad ante los distintos hombres con quienes desarrolla su trabajo. Esto no es casual, puesto que cada rodaje produce un importante punto de inflexión acerca de los arriesgados límites que la protagonista está dispuesta a traspasar. Desde el afrontamiento de los nervios por su primer día de rodaje hasta la aceptación del sufrimiento físico y emocional por determinadas escenas sexuales. Además, la relación de aspecto 1.85:1 apoya la construcción del punto de vista de su protagonista, anclado frecuentemente en primeros planos que la aíslan de los desconocidos con quienes trabaja. 

Pero ¿Cuál es la historia? Naturalmente, hay una narrativa conducida mediante el curso de una historia. Sin embargo, las motivaciones de Bella para convertirse en una estrella del porno son tratadas de forma puntual y basadas en una necesidad escapista de la anodina existencia que sentía en su país natal. Por tanto, lo esencial es desenmascarar el juego de roles y poderes entre productores, agentes, directores y actrices, pero no tanto de sus actores masculinos. Es decir, la figura femenina es el principal objeto de atención en esta industria y existe una clara predisposición a utilizarla como vía de expresión de cierta patologización sexual. Esto incluye escenas pornográficas basadas en la violencia y la dominancia, paradójicamente aceptadas por la propia Bella con el fin de incrementar su popularidad en redes sociales.

Pleasure. Revista Mutaciones.

Por consiguiente, el realismo con que son tratadas las escenas pornográficas supone una considerable distinción de otras películas que exploran, abiertamente, esta industria o los exclusivos deseos sexuales. No tiene que ver con la suavizada comedia de Boogie Nights (Paul Thomas Anderson, 1997) ni tampoco con el intrépido estoicismo de Nymphomaniac, Volume 1 & Volume 2 (Lars Von Trier, 2013). El debut en el largometraje por parte de Ninja Thyberg muestra el funcionamiento interno de la industria, pero sin establecer una marcada posición ética. Principalmente, reflexiona acerca de los difusos e inciertos límites morales, contrabalanceados entre dos pesos fundamentales: la fama y la integridad personal.


Pleasure (Suecia, 2021)

Dirección: Ninja Thyberg / Guion: Ninja Thyberg & Peter Modestij / Producción: Coproducción Suecia-Países Bajos (Holanda)-Francia; Plattform Produktion, Film I Väst, Flamboyance Films, Lemming Film, Logical Pictures, Netherlands Film Production Incentive, Svenska Filminstitutet / Fotografía: Sophie Winqvist / Música: Karl Frid / Montaje: Olivia Neergaard-Holm & Amalie Westerlin Tjellesen / Diseño de producción: Paula Loos / Reparto: Sofia Kappel, Zelda Morrison, Evelyn Claire, Chris Cock, Dana DeArmond, Kendra Spade, Jason Toler & Mark Spiegler.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.