ONWARD

La aventura de vivir

Decía Rodrigo Cortés en un podcast de Todopoderosos sobre Pixar y a propósito de Wall- E (Andrew Stanton, 2008) que la gente que no camina por las escaleras mecánicas es porque es imbécil. Su reflexión era que dichas escaleras y, en general la tecnología, son una ayuda para las personas pero eso no significa que no podamos caminar y hacer uso de nuestras facultades como bípedos, lo que ocurre en el futuro dibujado para el robot de limpieza. No recuerdo si esas fueron sus palabras exactas, pero desde entonces, siempre que me enfrento a unas escaleras, su voz resuena en mi cabeza al igual que la voz de Wilden Lightfoot en la mente de sus hijos, Ian y Barley, en Onward.

Onward. Revista Mutaciones

En el universo de Onward, la imaginación no tiene barreras y, sin embargo, todos sus personajes, pese a ser fantásticos y mitológicos, se encuentran constantemente limitados por una sociedad avanzada que ha abandonado la magia. “Hace mucho, el mundo estaba lleno de maravillas. Era intrépido, emocionante y, lo mejor de todo, existía la magia”. Así empieza una voz en off que sienta las bases de la película en un prólogo estupendo donde los hechiceros, elfos, trolls y hadas muestran sus cualidades mágicas mientras se referencia a juegos de rol y películas como El señor de los anillos (Peter Jackson, 2001-2003). Pero al final, la comodidad y la rapidez de la tecnología (es más difícil aprender un hechizo para hacer luz que darle a un interruptor que encienda una bombilla) han ganado la carrera situándonos en el presente, concretamente en casa de dos hermanos elfos: Ian y Barley Lightfoot. Ian es tímido e inseguro, vive con Barley y su madre, acaba de cumplir la mayoría de edad y lo único que echa de menos es a su padre, a quien no llegó a conocer. Por su parte, Barley, el mayor, se ha empapado a través de los juegos de rol de la mitología y la historia de todos aquellos con los que convive (centauros, mantícoras, hadas, unicornios, etc.), un auténtico friki que visualiza el progreso como un paso atrás.

– ¿Sabías que en la antigüedad los centauros podían correr a 100 km por hora?
– Yo es que no corro, tengo coche.

Así, la trama gira en torno a un regalo que el padre les dejó preparado a ambos tras haber alcanzado la edad adulta, un regalo que les permitiría, a través de la magia, pasar un día con él.

Onward. Revista Mutaciones 3

Una de las cosas interesantes de Onward es el lugar que ocupan sus personajes. Todo parece girar en torno a Ian y a su necesidad de conectar con su padre, tanto que es capaz de eclipsar a su ruidoso hermano, sobre en el que se canaliza gran parte del humor de la película como el típico actor secundario y compañero de viaje. Sin embargo, Ian termina convirtiéndose en un falso protagonista a través de un ejercicio de empatía hacia su hermano. Dan Scanlon, animador, guionista y director, se pone a la cabeza de Onward para asegurarse de la precisión emocional que conlleva la ausencia de un referente paterno, consiguiendo sacar adelante un proyecto nuevo y original, ya escasos en una compañía plagada de secuelas.

Los hermanos Lightfoot nos enseñan que el estancamiento emocional es lo que nos impide seguir hacia adelante y darnos cuenta de la magia que hay alrededor, del placer de los pequeños detalles. Precisamente esa es la idea principal de la película (no se llama Onward –hacia adelante- por nada). Pixar, desde sus inicios, ha ido mostrándonos que cualquier emoción es válida para el aprendizaje, para avanzar, y si no fijémonos en lo poco sutiles que fueron con Del revés (Pete Docter, 2015). Al final lo importante de vivir es el trayecto, aprovechar la aventura y disfrutar de ella. No existen los caminos fáciles, pero si te acompaña la persona correcta, solo queda la magia.


Onward (2020, Estados Unidos)

Dirección: Dan Scanlon / Guion: Dan Scanlon, Jason Headley, Keith BuninProducción: Pixar Animation Studios / Walt Disney Pictures / Montaje: Catherine Apple / Música: Jeff Danna, Mychael Danna / Dirección artística: Bert Berry / Diseño de producción: Noah Klocek / Reparto: Tom Holland, Chris Pratt, Julia Louis-Dreyfus, Octavia Spencer, Mel Rodriguez, Kyle Bornheimer etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.