LA VIUDA

Una película regular en su fracaso

Neil Jordan ha construido una sólida carrera mediante su trabajo en varios géneros distintos realizando películas tan heterogéneas como El fin del romance (The End Of The Affair, 1999)  o, sobre todo, Desayuno en Plutón (Breakfast on Pluto, 2005), un filme que muestra ejemplarmente el peso de sus raíces irlandesas dentro de su cinematografía. Jordan ha sabido juntar, con una postura más bien ecléctica, la diversidad temática junto a su sentimiento de pertenencia por la Irlanda en que nació ya sea mediante el propio argumento o de manera más indirecta. Durante el conjunto del metraje de su último estreno, La viuda (Greta, 2018), lo más llamativo es la total ausencia de todo lo anterior, además del escepticismo y la desgana que manifiestan sus imágenes. Con La viuda, Jordan se adentra en el thriller psicológico, género que no abordaba desde que estrenara la estimable In dreams: Dentro de mis sueños (1999). Sin embargo, la atmósfera que rodea a toda la película es la comparecencia de un thriller ejecutado con total falta de habilidad.

La viuda - Revista Mutaciones

Mientras discurren los primeros compases de la película Jordan cae en los lugares comunes del thriller: los giros de guion, las motivaciones y decisiones de sus protagonistas y la planificación serán manejados de manera previsible por su director tras las cámaras. La mejor noticia es que sus mejores escenas son las de introducción, que no piden nada por parte del director salvo la presentación del lugar, del espacio y de los personajes. Isabelle Huppert es Greta, la viuda del título, y Chloë Grace Moretz es Frances, una joven que busca su vida en Nueva York después de la muerte de su madre. A partir de las presentaciones, el nivel, que se encontraba en territorio neutro y regular en su fracaso, decrece, empezando por una débil puesta en escena, que lo apuesta todo a un conjunto de planos colocados (y fotografiados en razonables colores oscuros) de manera que el espectador trate de empatizar con el suspense de las escenas; un guión ante todo predecible y sin profundidad, y unos giros dramáticos completamente esperados y faltos de verosimilitud. El nivel de la cinta decae si se enfrenta con seriedad como un trasunto de drama sobre la pérdida, que se diluye en el thriller de sobremesa en la que la falta de figura materna se fija en una nueva madre y la ausencia de un hijo provoca la obsesión con la aparición de una sustituta. Durante La viuda pasan muchas cosas, y en todas al espectador no le costará adelantarse y ser conocedor del qué y del cómo ocurrirá cada escena. El cómo, porque Jordan no se molesta en basar su película en una puesta en escena rigurosa, y lo cede todo a una sucesión de imágenes en las que el protagonismo lo tienen las actuaciones y no la realización salvo en un par de escenas, como una persecución o unos planos desenfocados, en las que la calidad parece que alza el nivel general del filme. Isabelle Huppert parece destinada, en primera instancia, a establecer un paralelismo actoral con su Elle (2016) pero esta vez, no solo queda lejos de la gran interpretación que ofrece en la muy notable cinta de Paul Verhoeven, sino que cae por los terrenos pantanosos de la sobreactuación en más de una escena. Es su secundaria, Maika Monroe (protagonista de la gran It Follows (David Robert Mitchell, 2014)), quién sí está a la altura y abraza al género en sus pequeñas pero (al fin) inquietantes escenas, ya sea esquivando a Greta o protegiendo a Frances, la que, por cierto, diáfana en la interpretación, es la que pasa más inadvertida que el propio dispositivo funcional de su director a pesar de tener el peso de casi todas las escenas.

Sabiendo esto, a medida que avanza la película, debe enfrentarse con total ausencia de juicio razonable o beneficioso para la cinta. Lo mejor es despojarse de las pautas que previamente se hayan establecido para hacer el ejercicio crítico y tratar de buscar el mínimo resquicio en el que resguardarse y entretenerse el mayor número de momentos posible.

La viuda - Revista Mutaciones


La viuda (Greta, Irlanda, EEUU, 2018)

Dirección: Neil Jordan / Guion: Ray Wright, Neil Jordan / Producción: Coproducción Irlanda-Estados Unidos; Anonymous Content / Sidney Kimmel Entertainment / Lawrence Bender Productions / Little Wave Productions. Distribuida por Focus Features / Fotografía: Seamus McGarvey / Montaje: Nick Emerson / Diseño de producción: Anna Rackard / Dirección de arte: Jason Clarke, Fiona Gavin / Música: Javier Navarrete / Reparto: Isabelle Huppert, Chloë Grace Moretz, Maika Monroe, Stephen Rea, Colm Feore,Zawe Ashton

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.