CINE MALO: LA MONJA (2005)

Esa no, la española

lamonja3 - mutaciones

En el año 2001, Filmax, la productora española que más ha apostado por el fantástico, y Brian Yuzna (Society, La novia de Re-Animator, El dentista, Mortal Zombie…) unieron fuerzas para crear la Fantastic Factory, una compañía dedicada a producir películas de género rodadas en inglés para explotar el mercado anglosajón. Por el proyecto pasaron, acompañando al propio Yuzna, directores internacionales de la talla de Stuart Gordon y Jack Sholder, así como jóvenes promesas del panorama nacional como Jaume Balagueró y Paco Plaza, que rodaron para la productora sus respectivos segundos largometrajes, Darkness (2002) y Romasanta (2003). La Fantastic Factory cerró sus puertas en 2007 (curiosamente, poco antes de que Filmax reventara la taquilla ese mismo año con [•REC]), después de 9 películas que recibieron una pobre recepción tanto de la crítica como del público. La penúltima de ellas, un slasher sobrenatural surgido a partir de una idea original de Jaume Balagueró, se tituló La monja (Luis de la Madrid, 2005).

Casi 10 años después de que el guionista Kevin Williamson le diera una nueva vida al slasher con Scream, vigila quién llama (Wes Craven, 1996) y Sé lo que hicisteis el último verano (Jim Gillespie, 1997), y 4 después de que Tuno Negro (Pedro Barbero y Vicente J. Martín, 2001) trajera la ola a España, Luis de la Madrid debutaba en la dirección de largometrajes después de haber sido montador en Los sin nombre (Jaume Balagueró, 1999), El espinazo del diablo (Guillermo del Toro, 2001) y El maquinista (Brad Anderson, 2004), entre otras. Hasta la fecha, sigue siendo su única película como director. De la Madrid y el guionista Manu Díez reciclaron todos los tópicos habidos y por haber del género, centrándose especialmente en Sé lo que hicisteis el último verano y Destino final (James Wong, 2000). Hasta un personaje llega a hacer una broma al respecto cuando le explican lo que está ocurriendo.

lamonja2 - mutaciones

La trama nos cuenta (tras varios fallidos intentos de mantener un mínimo de intriga) cómo unas adolescentes ahogan a una monja en un internado de Barcelona y ocultan su crimen. 18 años después, comienzan a morir una a una en extrañas circunstancias, y la hija de una de ellas trata de investigar la causa junto a sus amigos. Lastrada por un desarrollo totalmente sin sentido (personajes que saben cosas que sucedieron cuando no estaban presentes, teorías estrafalarias que surgen sin apenas pistas y se cumplen siempre a rajatabla…) y un final que, tratando de ser sorpresivo, acaba por ser ridículamente absurdo, vamos pasando por los móviles sin cobertura, los coches que no arrancan y el “no llamemos a la policía porque no nos van a creer” como si fuéramos tachando fichas de un bingo de los lugares comunes del slasher. Por haber, hay hasta un váter poseído.

Aunque la factura técnica no está mal, con una fotografía fría y oscura resultona y unos efectos especiales que, al menos, sorprenden, otros elementos como la banda sonora van totalmente descompasados con la acción, lo que desemboca en una falta casi total de sustos y de momentos de tensión. La inclusión de canciones sigue la misma línea, sobre todo con la elección de “Me falta el aliento” de Elefantes tras un esperpéntico “homenaje” al segmento de George Miller Pesadilla a 20.000 pies de En los límites de la realidad (George Miller, Steven Spielberg, John Landis y Joe Dante, 1983), o la bailable “Hoy me dejaré” de Carlos Ann y Enrique Bunbury en los títulos de créditos, tras un clímax supuestamente traumático.

lamonja1 - mutaciones

En definitiva, un slasher patrio que llegó mal y tarde, y que no pudo evitar el cierre de una productora que no supo llevar a buen puerto lo que en principio parecía un proyecto interesante y rentable. Menos mal que Julio Fernández, al mando tanto de Filmax como de la Fantastic Factory, no se dio por vencido con el fantástico.


La monja (España, 2005)

Dirección: Luis de la Madrid / Guion: Manu Díez (idea original de Jaume Balagueró) / Producción: Julio Fernández, Brian Yuzna, Fantastic Factory / Música: Luc Suárez / Fotografía: David Carretero / Montaje: Bernat Vilaplana / Reparto: Cristina Piaget, Natalia Dicenta, Anita Briem, Belén Blanco, Manu Fullola, Alistair Freeland, Teté Delgado, Oriana Bonet, Paulina Gálvez, Lola Marcell.

Un comentario en «CINE MALO: LA MONJA (2005)»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.