LA FAVORITA

La astucia como seducción

“¡Que le corten la cabeza!”, bramaba una y otra vez La Reina de Corazones en la fantástica novela de Lewis Carroll Alicia en el país de las maravillas (1865). Un personaje, como el resto de los que aparecen en la obra, construido desde la parodia y la sátira sobre la sociedad victoriana de la Inglaterra del s.XIX, y que además encaja perfectamente con la versión de Yorgos Lanthimos de Ana de Gran Bretaña (tanto, que Olivia Colman llega a gritar la famosa cita). El director griego, que por primera vez trabaja con un guion ajeno, nos presenta los últimos años de vida de una reina presentada como caprichosa, temperamental, infantil y tremendamente influenciable. Es ahí donde entran en juego su confidente y amante Lady Sarah Malborough (Rachel Weisz), que es quien realmente gobierna aprovechando el debilitado estado físico y mental de la monarca, y la sirvienta Abigail (Emma Stone), joven desplazada de la aristocracia por las malas decisiones de su padre que iniciará una guerra de astucia, seducción y manipulación contra Sarah por la atención de la Reina Ana.

Por el argumento, podríamos pensar que estamos ante un drama de época al estilo de Las hermanas Bolena (Justin Chadwick, 2008), pero claro, hay que tener en cuenta que dirige Lanthimos, y esto se termina pareciendo por momentos a la lucha entre la Reina Dagmar y la tentacular Reina Oona por el amor del Rey Zøg en la serie de dibujos animados (Des)encanto (Matt Groening, 2018). Si Sofia Coppola tomó como referencia la cultura pop más fashion y videoclipera para apropiarse de la aristocracia (en este caso francesa) en María Antonieta (2006), Yorgos Lanthimos se vale de la sátira alocada anteriormente citada de Carroll y del humor británico de los Monty Python. Y lo hace en pequeñas dosis, salpimentando por sorpresa una historia cínica en la que solo tiene cabida el humor negro y absurdo. El resultado es un ingenioso, devastador e inagotable roast battle entre los personajes de Stone y Weisz (cuyo duelo interpretativo está más que a la altura) o, buscando otro sinónimo actual, unos “zascas” tan ácidos que ya los querría Twitter.

La pelea por el poder de Abigail, Sarah y la propia Reina Ana enmarca además a los personajes femeninos más fuertes y, paradójicamente, empoderados del año. Abigail aprovecha su apariencia débil y de “doncella en apuros” para ganarse el corazón de los que la rodean y utilizarlo en beneficio propio con una inteligencia metódica, mientras que Sarah, más fría aún si cabe, es capaz de liderar un imperio desde las sombras manipulando a su antojo las decisiones de la corona y el gobierno. Entre ellas logra resaltar La Reina Ana, afligida por un pasado trágico (19 hijos muertos entre abortos, complicaciones en el parto y muertes prematuras) y por una enfermedad que la atormenta con dolores constantes, tomando las riendas de su vida y de su reino. Su relato, que culmina rodeada de conejos (otra vez Carroll), es la verdadera historia que cuenta la película, y no podía estar mejor interpretada que por La favorita para arramplar con todos los premios que se le pongan por delante: Olivia Colman.


La favorita (The Favourite, EEUU/Irlanda/Reino Unido, 2018)

Dirección: Yorgos Lanthimos / Guion: Deborah Davis, Tony McNamara / Producción: Yorgos Lanthimos, Ceci Dempsey, Ed Guiney y Lee Magiday (para Element Pictures, Scarlet Films, Film4 Productions, Waypoint Entertainment) / Fotografía: Robbie Ryan / Montaje: Yorgos Mavropsaridis / Diseño de producción: Fiona Crombie / Reparto: Olivia Colman, Emma Stone, Rachel Weisz, Nicholas Hoult, Joe Alwyn, James Smith, Mark Gatiss, Jenny Rainsford

Un comentario en «LA FAVORITA»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.