Estrenos

JOSEE, EL TIGRE Y LOS PECES


Dos formas de mirar el mundo

Josee, el tigre y los peces. Revista Mutaciones. (2)

La dificultad de abordar un melodrama que tiene como centro la discapacidad reside en no saber acercarse con precisión al tema. Es fácil quedarse corto y dejar que pase desapercibido; es incluso más fácil tratarlo con una intensidad que puede perjudicar el mensaje de superación (o denuncia). Sin embargo, en Josee, el tigre y los peces (Kotaro Tamura, 2021) sus dos protagonistas encarnan los sendos puntos de vista relacionados con el tema: el de la persona “sana” y el de la que no lo está. Tsuneo es un joven que desea salir de Japón para cumplir su sueño de bucear en las playas de México. Cuando tropieza con Josee, una chica en silla de ruedas que pasea con su abuela, surgirá una relación indeseada para ambos pero que les abocará al entendimiento.

Tamura y su equipo se valen de un tipo concreto de animación para plasmar esto. Josee, el tigre y los peces dispone a sus personajes sobre un fondo rico en detalles, espeso, mientras que ellos están prácticamente reducidos al esquema. Así se patentiza la riqueza del mundo que Tsuneo ama y que Josee va descubriendo con intensa inocencia y entusiasmo. Puntualizado por breves usos de la cámara lenta, que hace que la pantalla se llene de elementos que son trasunto de las emociones viscerales de sus personajes. Además, está enriquecida por el hecho de que Josee sea dibujante, haciendo que el estilo propio del film coexista con otros más cercanos al mundo de la ilustración.

Josee, el tigre y los peces. Revista Mutaciones.

La ilusión de descubrir un mundo nuevo no deja de lado los conflictos inherentes a la discapacidad, introducidos en el conjunto de la trama de forma orgánica. Desde la dificultad de comprar un billete para el tren hasta la inadaptabilidad del parque urbano, el espíritu de la película hace que estos detalles sean eso, detalles. Porque lo más importante de la discapacidad reside en la imposibilidad de tener una cosmovisión similar a la gente que no es discapacitada. Es un problema casi filosófico, que la película tiene claro y resuelve con un (discutible pero melodramático) giro de guion.

Y si el final es agradable es gracias, de nuevo, al melodrama al que Josee, el tigre y los peces se mantiene atada con coherencia. Lo que importa es que todo tiene razón de ser. Detrás de las ya tópicas y buscadas lágrimas en títulos del estilo, como A Silent Voice (Naoko Yamada, 2016; otro buen título respecto al tema de la discapacidad), se mantiene un mensaje que tiene fuerza, y que importa.


Josee, el tigre y los peces (Josee to Tora to Sakana-tachi, Japón, 2020)

Dirección: Kotaro Tamura/ Guion: Sayaka Kuwamura (Basado en un relato de Seiko Tabane) / Música: Evan Call

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.