INCITACIÓN

Un puntero láser y un objetivo

Si nos acercamos a la ópera prima del cineasta israelí Yaron Zilberman, El último concierto (2012), podremos dilucidar que se trata de un autor americano, criado y crecido en las escuelas de cine de California al nivel de James Gray o Paul Thomas Anderson, aunque a pesar de las semejanzas en el estilo, su último trabajo, Incitación (2019), poco o nada tiene de semejanza con el anterior. En este largometraje, Zilberman busca un tono más brusco y para ello regresa a su país natal para acercarnos a sus problemas más oscuros en torno al conflicto palestino-israelí. Incitación es la historia de Yigal Amir (Yehuda Nahari), un joven devoto ortodoxo judío que solo tiene un objetivo en la cabeza: asesinar al primer ministro israelí Isaac Rabin después de firmar los acuerdos de Oslo, por los cuales se inicia un proceso de paz con el pueblo palestino.

Incitación (1) - Revista Mutaciones

El director inicia su segundo trabajo con la limpieza de las tumbas por parte de los empleados del cementerio en una estupenda forma de presentarnos que las imágenes que pasarán por la pantalla tendrán como telón de fondo la muerte y las víctimas inocentes que cualquier proceso de guerra o conflicto deja por el camino. Así se refleja, en primera persona, la letalidad de ciertos actos cometidos por dichos individuos de la sociedad.

Zilberman filma estos hechos reales, que acontecieron en  Israel en la década de los 90, con un tremendo pulso narrativo, a fuego lento, como se gesta en la cabeza del asesino el acometer estos actos. Sin precipitaciones, con pausa y pensando en cada movimiento. La película descansa sobre los hombros del protagonista en todo momento, acercándonos a su mirada con la cámara pegada al cuerpo de Yigal, lo que lo erige como el protagonista absoluto de la historia y nosotros estamos cerca de él. Podemos oírle respirar, hablar e incluso pensar en asesinar con todo el aplomo del mundo y sin un atisbo de duda. La gran virtud de la película reside en su escritura, confrontando opiniones mediante diálogos férreos, que no son más que la construcción y reafirmación de una idea en la cabeza del individuo. Yigal es el puntero láser que apunta a la diana del objetivo.

Incitación se puede ver como un retrato de la situación del país, sí, pero ante todo es una radiografía de un joven fanático que confunde las lecturas sagradas o que las representa de la manera que él cree que es la correcta. El director construye la narración apoyándose en imágenes reales de los gobernantes y en las declaraciones de “paz” que firmaron. Para así adentrarnos de una manera más íntima en el hogar de Yigal y su familia, conocer la sabiduría de su padre y las tensiones promulgadas por la doctrina del protagonista. Es una película llena de reflexiones morales, en plena era del fanatismo religioso que se vive tanto en Occidente como en Oriente Medio.

Incitación (2) - Revista Mutaciones

El director israelí se apoya en una premisa que no es nueva, ya que, por ejemplo, en esta misma era del fanatismo, Jean Pierre y Luc Dardenne se sirvieron de este contexto centrándose en la figura de un chaval de 13 años en El joven Ahmed (2019). Al visionar ambas películas, parece como si ambos protagonistas fueran una versión más joven y más vieja de ellos mismos, en diferentes escalones de su fanatismo y creencias pero con los mismos problemas e ideas en la cabeza. El destino de ambos jóvenes será el abismo si no se encuentra la posibilidad de reconducir esas conductas a tiempo. Zilberman es capaz de construir un relato verídico y de desembocar en un final que conocemos pero que aun así nos deja helados y escupiendo rabia e incredulidad a partes iguales.


Incitación (Incitement, Israel, 2019)

Dirección: Yaron Zilberman / Guion: Ron Leshem y Yaron Zilberman / Producción: Metro Communications, Opening Night Productions y Mountaintop Productions/ Fotografía: Amit Yasur / Música: Raz Mesinai/ Reparto: Yehuda Nahari, Amitai Yaish, Anat Ravnitzki, Yoav Levi, Daniella Kertesz, Sivan Mast, Dolev Ohana y Raanan Paz

Un comentario en “INCITACIÓN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.