DESEANDO AMAR (IN THE MOOD FOR LOVE)

Regreso al deseo de amar

Por fin, después de una larga espera, las salas de cine se tiñen de rojo, el color de Deseando amar (In the Mood for Love), color que abre y cierra la película y que adelanta en sus créditos la pasión imposible e incierta que va a existir entre el señor Chow (Tony Leung) y la señora Chan (Maggie Cheung), pero también la crueldad que encierra el amor fallido.

In the Mood for Love está ambientada en la Hong Kong de 1962. Ciudad a la que, en la misma época, siendo un niño, Wong Kar-wai emigró desde Shangai. La película mira hacia ese pasado como si el director mirara hacia su infancia: con una agridulce nostalgia atravesada por la incomunicación y el aislamiento. Los mismos males que padecen sus protagonistas.

Los inconfundibles recursos formales que usa Wong Kar-wai en sus obras, que se estilizan y concentran en su séptima película, atienden a las emociones y a la languidez de los personajes. El director no distingue entre fondo y forma, y eso se materializa en cada uno de sus films. Sin embargo, en In the Mood for Love, el barroquismo de su puesta en escena alude a la idealización del amor pero, también, hay una cierta contención que está relacionada con el tema que trata la historia y que hace referencia al temor y a la incapacidad de volver a amar.

Deseando amar Revista Mutaciones

Algunos de esos recursos tienen que ver con la posición de la cámara, a menudo semiescondida tras el marco de una puerta o de un cristal, otorgando a los protagonistas una cierta intimidad, y colocando al espectador como un agente externo que observa. Aunque, en otros momentos, un plano detalle captando un gesto puede arrastrarnos a la inmersión más absoluta y sensorial. Por otro lado, la cámara no siempre filma directamente a los personajes, sino que lo hace a través de un reflejo, lo que recalca la inexactitud y lo subjetivo de la experiencia individual y la cobardía que impide actuar a los protagonistas.

La técnica para ralentizar la imagen, perfeccionada por el director de fotografía Christopher Doyle ?pero creada por Andrew Lau? es una constante en su cine, al igual que el uso de un tema musical como leitmotiv. En este caso el Yumeji’s Theme, que acompaña dichas imágenes. Estas secuencias componen los momentos más poéticos del film, aquellos que quedan grabados en la retina.

Los incesantes movimientos de cámara, en ocasiones cíclicos, oscilan a lo largo de los cuerpos, con un vaivén que nos mece en lo onírico de la memoria y en las heridas que causa el tiempo y el propio sentir.

Deseando amar Revista Mutaciones

Una de las claves de la película de Wong Kar-wai reside en las elipsis. Con ellas se genera un cierto extrañamiento y un misterio que persiste veinte años más tarde. Porque los momentos canónicamente importantes –como la primera vez que el señor Chow y la señora Chan deciden combatir la soledad juntos, el momento en el que sientan las bases de su juego o los posibles encuentros sexuales? quedan relegados a la imaginación del espectador. Además, la concepción del tiempo y el espacio es confusa.  No sabemos con certeza el tiempo que pasa entre cada encuentro y, en ocasiones, lo que parece un mismo día resultan ser varios aunque se evidencia únicamente a través del vestuario. En cuanto al espacio, el montaje se encarga de confundirnos y se nos da la información necesaria para comprender solamente que los amantes son vecinos.

Hay una aparente intención de no distraer al espectador con cuestiones espaciales, ni cálculos temporales; ni siquiera con los rostros de las parejas de los protagonistas. Esto provoca que en los primeros visionados del film exista una cierta dificultad para comprender la historia y el macabro juego que llevan a cabo los personajes. Deseando amar es una película que mejora con los visionados, lo cual dice mucho de una obra. Y es que cuando superamos las barreras de la trama y de las especulaciones, podemos disfrutar plenamente del lirismo visual que ofrece. Probablemente una gran parte del público que está acudiendo a las salas estos días esté revisionando la obra maestra de Wong Kar-wai, por lo que, al placer que aporta el fluir en el repetitivo tres por cuatro, hay que sumarle la gran experiencia de hacerlo en una sala de cine y con una imagen remasterizada en 4k.


Deseando amar (Wong Kar-wai, China, 2020)

Dirección: Wong Kar-wai  / Guion: Wong Kar-wai  / Producción: Co-production Hong Kong-Francia; Block 2 Pictures, Paradis Films, Jet Tone Production / Fotografía: Christopher Doyle, Mark Lee / Música: Michael Galasso, Shigeru Umebayashi / Montaje: William Chang / Diseño de producción: William Chang / Reparto: Maggie Cheung, Tony Leung, Rebecca Pan…

Un comentario en «DESEANDO AMAR (IN THE MOOD FOR LOVE)»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.