HIJOS DEL SOL (SUN CHILDREN)

Caer, levantarse, aprender

Hijos del sol (Sun Children, 2020)

Neorrealismo y surrealismo se entremezclaban en Los Olvidados (1950) de Luis Buñuel para dibujar un crudo retrato de los pobres, marginados y miserables en los callejones y bajos fondos de la gran ciudad. Con una intención social, Buñuel se centraba en los jóvenes olvidados por la sociedad al igual que hace Majid Majidi en Hijos del Sol (2020). El director iraní vuelve a ponerse en los ojos de los niños como lleva haciendo desde el comienzo de su carrera con películas como Baduk (1992) o Children of Heaven (1997). En su obra, Majidi retrata las injusticias que se viven en su país, sobre todo denunciando la explotación infantil. En trabajos posteriores como Descalzos hasta Herat (2002), ha explorado el documental para hablar de los refugiados de Afganistán. Infancia y exilio, los temas que más le preocupan y que siguen presentes en su último trabajo.

Su cine denuncia la dura lucha por la vida en la realidad social. En Hijos del Sol crea una fábula de aprendizaje a través de la mirada infantil y un tono de comedia agridulce. Esta película es un cuento duro, de pequeños olvidados. Algunos de ellos con padres drogadictos, otros huérfanos. Niños que ya se enfrentan a la sociedad y a las exigencias de la vida adulta porque la crudeza de la realidad y la experiencia les ha arrancado la infancia para obligarles a crecer. Jóvenes muy capaces de relacionarse con adultos, pero cuyo objetivo principal es sobrevivir en un mundo cruel.

Hijos del sol (Sun Children, 2020)

En Hijos del Sol se entremezclan la memoria y el recuerdo personal junto con un trabajo de investigación. La película está basada en una escuela real llevada por una ONG. Según declaraciones del propio director: «La investigación la empecé dentro de la escuela viendo a los niños para luego salir y buscar a estos niños trabajadores. Pero también está la relación personal que yo tengo con esos niños, porque yo pertenezco a la misma clase social. Vengo de un mundo en el que los niños tienen pocos derechos, pero yo empecé muy pronto a estudiar artes y teatro. Y enseguida sentí la necesidad de contar y representar esta realidad que veía».

La búsqueda de un tesoro oculto es el hilo conductor para contar una historia de amor y amistad. Búsqueda que va en paralelo a la de encontrar lo extraordinario en lo ordinario, a madurar y aprender. El tesoro es una quimera que otorga alas para soñar con aventuras y evadirse de la realidad en la que viven estos niños y en la que solo pueden aprender a través de golpes, caídas y desengaños. Porque, una vez desparece la fantasía, solo queda el choque terrible con una realidad sucia, despreciable e injusta que, sin embargo, parece ser aplacada con un timbrazo de esperanza.

Hijos del Sol es un viaje iniciático de niños forzados a ser adultos demasiado temprano, pero cuyo espíritu aventurero y ansias de libertad se contagian a los mayores en un intercambio cómplice de experiencias y valores. Dos mundos aparentemente contrarios caminando como iguales y compartiendo enseñanzas para ayudarse unos a otros a saltar vallas que obstaculizan el paso y a dar cabezazos juntos.


Hijos del Sol (Sun Children) (Khorshid, Irán, 2020)

Dirección:  Majid Majidi / Guion: Nima Javidi, Majid Majidi / Producción: Majid Majidi Film Production/ Fotografía:  Houman Behmanesh/ Música: Ramin Kousha/ Reparto: Shamila Shirzad, Ali Nassirian, Mohammad Javad Ezzati, Tannaz Tabatabayi, Safar Mohammadi, Ali Ghabeshi, Roohollah Zamani, Abolfazl Shirzad, Mohammad Mahdi Mousavifar, Mani Ghafouri / Montaje: Hassan Hassandoost

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.