HER BLUE SKY

Una fórmula desgastada

Her Blue Sky. Revista Mutaciones

Es importante mencionar que Her Blue Sky es la última película creada por el trío Chouheiwa Busters, compuesto por el director Tatsuyuki Nagai, la guionista Mari Okada y el diseñador de personajes Masayoshi Tanaka. Los tres son los responsables de la serie de anime Anohana: The Flower We Saw That Day (2011) y su posterior película Anohana: The Flower We Saw That Day – The Movie (2013), así como El himno del corazón (2015): historias dramáticas centradas en adolescentes que residen en Chichibu (la ciudad natal de Nagai) con, como se ha comentado ya repetidas veces respecto a este trío, tintes de realismo mágico. Su última colaboración no es extraña a estas características.

En esta ocasión, la narración se centra en Aoi (Shion Wakayama), una joven que desea mudarse a Tokio para perseguir una carrera como bajista y así liberar a su hermana mayor, Akane (Riho Yoshioka) que, tras la muerte de sus padres, se encarga de su cuidado y protección. Todo esto cambiará cuando Shinno (Ryô Yoshizawa), el antiguo novio de su hermana, reaparezca en sus vidas trece años más tarde y en dos versiones diferentes: una con 17 años y otra que corresponde a la actualidad, con 30. A partir de estas dos líneas narrativas se construyen el drama y la fantasía que caracterizan a las historias coming-of-age de Okada. La conjugación de ambos géneros ha resultado ser una fórmula de éxito para los tres colaboradores, sin embargo, ¿hasta qué punto se puede seguir estirando un mismo patrón sin llegar a ser repetitivo?

Her Blue Sky no puede evitar ser, de alguna forma, una película que ya hemos podido ver antes. En su fondo, remite a las anteriores de Nagai, especialmente a partir de la importancia que se le concede a la música dentro del relato, abriendo vías de expresión entre unos personajes que se encuentran atrapados o traumatizados por eventos pasados. Y en su forma, es inevitable compararla con las obras de Makoto Shinkai (Your Name, El tiempo contigo) – no solo por las diferentes líneas temporales del relato –, al ser Tanaka colaborador de ambos directores en el diseño de personajes de sus películas, destacando considerablemente las películas de Shinkai respecto a las de Nagai. Allí donde Her Blue Sky logra distanciarse más de los anteriores filmes del trío, ampliando ese realismo mágico en el que el personaje de Shinno es capaz de enfrentarse con la imagen fracasada de él mismo en el futuro, y con el que termina por excederse en un final carente de la potencia que trata de expresar, provocando más indiferencia que emotividad.

Para aquellos fans de las historias del trío Chouheiwa Busters, Her Blue Sky será otra agradable película – tal y como la describió el propio Makoto Shinkai en Twitter – que continuará con las ideas ya explotadas en anteriores obras. Para aquellos que se aventuren con esta película a iniciarse en el mundo del anime o a seguir descubriéndolo, no será más que una obra menor y olvidable dentro de las maravillas que encierra este universo.


Her Blue Sky (Sora no aosa o shiru hito yo. Japón, 2019)

Dirección: Tatsuyuki Nagai / Guion: Mari Okada / Producción: CloverWorks / Fotografía: Tatsuyuki Nagai / Música: Mari Shinohara / Reparto: Shion Wakayama, Ryô Yoshizawa, Riho Yoshioka

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.