Fuera de Campo

FLEABAG


Por si no nos vemos luego: buenos días, buenas tardes y buenas noches

“Esto es una historia de amor”. Así empieza Fleabag la serie británica creada y protagonizada por Phoebe Waller Bridge, showrunner de la primera temporada de Killing Eve (2018).

Fleabag- Revista Mutaciones

La serie se basa en la vida de una chica londinense que, según ella, no vive obsesionada con el sexo pero sí piensa todo el rato en ello. La serie juega con el recurso de ruptura de la cuarta pared, por lo que esta confesión se efectúa mirando a cámara. En sus inicios la serie era un monólogo que representaba la propia autora y, por esta razón, se decantó por utilizar esta técnica que, pese a estar muy explotada en la pequeña y gran pantalla, era una manera de plasmar el feedback que recibe del público desde el escenario.

En El lobo de Wall Street (Martin Scorsese, 2013) el personaje de Leonardo DiCaprio miraba directamente a cámara para encarnar el papel de narrador, algo de lo que también se sirve Fleabag. Sin embargo, la serie británica consigue ir más allá convirtiendo al espectador en fiel confidente de la joven. Esta situación llega a sobrepasar al personaje, y nos damos cuenta. En los primeros capítulos estamos ahí para sus miradas, sonrisas y chascarrillos, la protagonista controla lo que nos muestra de ella misma pero, aun así, se le escapan unos cuantos flashbacks intrusivos sobre un acontecimiento que le estremece. El espectador coge confianza, nos convertimos en sus colegas y la acompañamos en sus viajes en metro, sus noches más íntimas y sus peleas familiares. Estamos ahí para ayudarle a desahogarse.

Cuanto más conocemos los entresijos de su familia somos aún más conscientes de lo que nos necesita. La muerte de su madre enfrió la relación con su hermana Claire, una mujer de negocios a la que le cuesta dejarse llevar por sus sentimientos. Su cuñado Martin es un hombre dicharachero un tanto rancio al que Fleabag detesta, y su padre apunta a sus hijas a toda clase de actividades para que se mantengan unidas, todo mientras intenta rehacer su vida con una egocéntrica artista.

La comedia siempre está presente y humaniza al personaje pero el drama no tarda en llegar. El oscuro pasado que le atormenta sale a la luz y es ahí cuando muestra su fragilidad. Fleabag tiene miedo a olvidar. Tiene miedo a olvidarse de su madre. Llegados a este punto, la protagonista ya no es capaz de acotar su realidad y mostrarnos solo su vertiente picarona y divertida, ahora conocemos sus miedos y preocupaciones. Este temor lo verbaliza en algún episodio, pero la idea está presente desde el principio de manera material cuando Fleabag roba una escultura hecha por la novia de su padre, un busto femenino que le llama la atención. Esta pieza aparecerá en varias tramas con su hermana Claire, como solución a pequeños conflictos. En los últimos capítulos, la madrastra confiesa que no le extraña que Fleabag sienta esa atracción por la figura puesto que algo tiene que ver con su madre.

Al final esa es la verdadera historia de amor de la que hablaba la serie en su inicio: amor entre hermanas. A pesar de ser un cura la persona que consigue conectar más con la protagonista. El cura es el único personaje que se da cuenta de nuestra presencia. En medio de una conversación, Fleabag nos dedica una mirada de las suyas y el cura capta el gesto y nos mira extrañado preguntándole “¿Que ha sido eso?”.

Al final de la serie Fleabag se da cuenta de lo lejos que hemos llegado. El juego que se traía ha expuesto sus partes más vulnerables y decide cortar la relación con el público abandonándonos en la escena final, mirándonos, negándonos con la cabeza y alejándose de la parada del autobús. Y ahí nos quedamos los espectadores, deseando que se gire a mirarnos por última vez como en El show de Truman (Peter Wir, 1998) cuando Jim Carrey sube la escalera y cruza la puerta abandonando el plató de televisión.

Fleabag 2 Revista Mutaciones


Fleabag (Fleabag, Reino Unido 2016)

Dirección: Harry Bradbeer, Tim Kirkby / Guion: Phoebe Waller-Bridge (Creadora) / Producción: Lydia Hampson, Hsinyi Liu, Phoebe Waller- Bridge, Harry William / Fotografía: Tony Miller, Laurie Rose / Montaje: Gary Dollner, Paul Machliss / Música: Isabel Waller-Bridge / Reparto: Phoebe Waller-Bridge, Sian Clifford, Olivia Colman, Jenny Rainsford, Bill Paterson, Brett Gelman, Andrew Scott

5 comentarios en «FLEABAG»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.