EL REY DEL BARRIO

El viraje de Apatow al drama

Aquellos que sigan habitualmente el mítico programa semanal Saturday Night Live, de la cadena norteamericana NBC, sabrán que la vida del cómico Pete Davidson ha estado (y sigue estando) repleta de altibajos. Para los que no estén familiarizados, el resumen es el siguiente: Problemas mentales de todo tipo que le han supuesto fuerte medicación y algún ingreso prolongado en instituciones, la trágica muerte de su padre, bombero, en el derrumbe de las Torres Gemelas durante el 11S, y una larga lista de romances (Cazzie David, Ariana Grande, Kate Beckinsale, Margaret Qualley, Kaia Gerber) que le han convertido en portada de la prensa rosa durante varios años. Estos temas son conocidos, en gran parte, porque el cómico habla abiertamente sobre ello en sus monólogos y sketches durante el programa, con un humor negro y melancólico que casa bastante bien con el Judd Apatow de los últimos años, con Hazme reír (2009) como más claro ejemplo. La unión en El Rey del barrio de Davidson, adaptando libremente su post-adolescencia a la gran pantalla como protagonista y guionista, y Apatow como director, coincide además con la tradición de este último en juntar a las dos canteras de cómicos más en forma de la actualidad norteamericana, el programa SNL y su propia productora.

king-staten-island-mutaciones

A lo largo de 45 años de emisión, que le convierten en uno de los programas más longevos de la historia de la televisión, de SNL han surgido varios de los mejores humoristas del audiovisual estadounidense. En sus platós despegaron las carreras de tótems de la comedia como Bill Murray, Steve Martin, Dan Aykroyd, John Belushi, Chevy Chase, Julia Louis-Dreyfus, Robert Downey Jr., Jimmy Fallon, Will Ferrell, Tina Fey, Eddie Murphy, Chris Rock, Mike Myers, Tracy Morgan, Ben Stiller y Adam Sandler. De su oficina de guionistas emergieron grandes nombres de la televisión americana de la talla de Conan O’Brien, Max Brooks, Stephen Colbert y Larry David; y sus sketches dieron lugar a películas mundialmente conocidas como Granujas a todo ritmo (la pésima traducción de The Blues Brothers, dirigida por John Landis en 1980), El mundo de Wayne (Penelope Spheeris, 1992) o Los Caraconos (Steve Barron, 1993). Pero El rey del barrio no es producción de Lorne Michaels, el mandamás del SNL, sino de otro “cazatalentos” del mundo de la comedia como es Judd Apatow. Bajo el amparo de Apatow Productions hemos visto crecer (incluso, en algunos casos, nacer) las carreras de Seth Rogen, Jonah Hill, James Franco, Emma Stone, Jason Segel, Steve Carrel y Kumail Nanjiani, entre otros. Pero Apatow, como productor, ha tirado de la factoría SNL en varias ocasiones, y siempre con buenos resultados: Will Ferrell (El reportero, la leyenda de Ron Burgundy, 2004), Kristen Wiig y Maya Rudolph (La boda de mi mejor amiga, 2011), Andy Samberg (Popstar: Never Stop Never Stopping, 2016) y Adam Sandler en la ya mencionada Hazme reír de 2009.

El dúo Davidson – Apatow se combina con buen tino en El rey del barrio. El tono melancólico, de payaso triste, casi lastimero de Davidson encaja bien con el viraje cada vez más pronunciado de Apatow al drama. Abonado a los filmes de temática coming of age (adolescente en Supersalidos -2007-, parental en Lío embarazoso -2007-, mediana edad en Si fuera fácil -2012-), Apatow se embarca en otra historia similar, en este caso la de un joven de 24 años que sigue anclado en la adolescencia, traumado por la muerte prematura de su padre, vago y adicto a las drogas recreativas, que necesita un cambio para pasar a la vida adulta. Ese disparador será el nuevo novio de su madre (una desaprovechada Marisa Tomei), bombero como su difunto padre, con el que chocará desde un principio.

Quizá 135 minutos sean demasiados para relatar el arco argumental, y puede que Davidson palidezca interpretativamente ante las réplicas de Bill Burr, Bel Powley o Steve Buscemi. Es también posible que la película sea más un homenaje de Davidson a la figura de su padre y a la del cuerpo de bomberos que una reflexión sobre su vida y la de otros con situaciones traumáticas parecidas. Lo que sí es seguro es que El rey del barrio es una muestra más de que Apatow se desenvuelve bien en drama, pero mucho mejor en comedias alocadas, donde hace tiempo que se le echa de menos.


El rey del barrio (The King of Staten Island. EEUU. 2020)

Dirección: Judd Apatow/ Guion: Judd Apatow, Pete Davidson, Dave Sirus/ Producción: Apatow Productions, Universal Pictures, Perfect World Pictures/ Fotografía: Robert Elswit/ Montaje: Jay Cassidy, William Kerr, Brian Scott Olds/ Música: Michael Andrews/ Reparto: Pete Davidson, Marisa Tomei, Bill Burr, Steve Buscemi, Bel Powley, Pamela Adlon, Maude Apatow, Domenick Lombardozzi, Machine Gun Kelly, Jimmy Tatro, Moises Arias, Kevin Corrigan, Gary Gulman, Hank Strong, Pauline Chalamet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.