EL MENÚ

Once negritos

En agosto de 2020, el bisnieto de Agatha Christie decidió revisar el título de una de las más famosas novelas de su antecesora para evitar herir susceptibilidades. A partir de ese momento, todas las reediciones internacionales de su celebérrima Diez negritos pasarían a titularse Eran diez.

El menú. Revista Mutaciones

El menú (Mark Mylod, 2022) adapta sin muchas veladuras el argumento de la novela: once personas se disponen a pasar una jornada gastronómica en el restaurante del célebre chef Julian Slowick situado en una isla privada en la que se quedarán incomunicados. La curiosidad de los comensales por el desarrollo de la cena deja paso al asombro, a la reticencia y, por último, al miedo, cuando el extravagante chef anuncie “vamos a morir todos”. Hasta ese momento los personajes han ido desplegando los motivos por los que están cenando allí esa noche y qué es lo que les relaciona con el famoso chef. A partir de que se verbalice la sin par profecía, las máscaras sociales se deshacen y se instala entre la exclusiva clientela el horror. Como se puede comprobar, muy parecido, si no exacto, al genial argumento que en 1939 ideó la escritora británica.

Lo que marca la diferencia en la película de Mylod (además del tema gastronómico) es el corrosivo giro argumental que enfrentará a los comensales con su chef, esa especie de némesis sobrevenida que, a golpe de palmadas, irá despojando de su cómoda posición social a la clientela de esa noche. Y así, la película va deslizándose del thriller a la comedia a la vez que va salpicando con unas pequeñas gotas de slasher. Porque de la suculenta puesta en escena que podría haberse alcanzado (que, no obstante, deja en su camino notas brillantes), se desprende el juego en el que tanto guionistas como director quieren hacer participar al público: la cocina es una excusa, estamos hablando de Arte. Más aún, de cómo hemos devaluado el concepto de Arte para convertirlo en una conjetura económica, en una marca, en una zona de reconocimiento personal, en una distinción de clase social, en definitiva, en una fuerza centrifugada por la egolatría del consumidor y la condescendencia del propio artista (el chef, en este caso). Es en su tercio final cuando la película revela sus cartas más interesantes y, por desgracia, también cuando el guion y la dirección entran en caminos serpenteantes que no parecen tener un objetivo concreto. Pero, a pesar de esos deslices, y en una más que interesante vuelta de tuerca, se planta en la cara del espectador esa necesaria reflexión que cualquiera debe hacerse con respecto a la expresión artística: ¿puede permitir un artista pervertir su trabajo, su obra, para pagar el necesario tributo demandado por una élite? ¿es lícito cambiar el título a la novela Diez negritos para evitar herir susceptibilidades y, por ende, permitir un futuro de ventas que genere los pingües beneficios que esta obra reporta ahora a los herederos de la autora?

Esta es la cuestión que El menú (2022) deja encima de la mesa: una receta planteada con buenas dosis de sarcasmo, bañada en una fina ironía y especiada con dosis de humor negro para poner de relieve el mal gusto de la superficialidad, la frivolidad, la egolatría y la brecha social que permite a una madura pareja o a tres jóvenes prepotentes o a un actor en horas bajas o a un arribista del arte culinario dejarse una fortuna en una cena ridícula. Todo ello servido portentosamente por la ácida interpretación de un Ralph Fiennes que últimamente viene cultivando personajes singulares (por lo que se pudo ver en la reciente Los perdonados [John Michael McDonagh, 2021]) y aderezado con la expresiva partitura de Colin Stetson.

La metáfora de la película se pone al descubierto cuando el chef Slowick acusa a sus clientes de haber arruinado su oficio, su arte, intentando complacer sus elitistas deseos de exclusividad; ideando recetas que rozan el absurdo servidas en una ceremonia disparatada. Y es que, a veces, es necesario comerse una buena hamburguesa para darse el placer de saborear la vida.

 

El menú (The menu. Estados Unidos, 2022)

Dirección: Mark Mylod / Guion: Seth Reiss, Will Tracy / Producida por: Adam McKay, Betsy Koch, Will Ferrell / Fotografía: Peter Deming / Montaje: Christopher Tellefsen / Música: Colin Stetson / Intérpretes: Ralph Fiennes, Anya Taylor-Joy, Nicholas Hoult, Hong Chau, John Leguizamo, Janet McTeer, Judith Light, Christina Brucato, Aimee Carrero, Paul Adelstein.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.