EL CASO DE HANA Y ALICE

Recuerdos de la animación

El caso de Hana y Alice

Hana & Alice (Hana & Alice, Shunji Iwai, 2004) son amigas inseparables. Siempre se han apoyado en todas sus locuras y no dudan en estar donde sea cuando se necesiten. Esto puede impresionar al ver una amistad tan fuerte salida de la nada, por lo que su director ha decidido sacar una nueva historia original basada en cómo se conocieron las dos chicas y el inicio de su maravillosa historia: El caso de Hana y Alice (2015).

Alice y su madre se han mudado a un pueblo pequeño lleno de rumores, empezando por la misteriosa chica que vive a dos casas de la suya y que pasa los días mirando por la ventana. En el instituto, los alumnos ignoran a Alice e incluso la evitan o se asquean cuando se refieren a ella. Todos parecen conocer la historia de Yuda, un chico asesinado por sus cuatro esposas en la clase de Alice. Los alumnos creen que estuvo relacionado con la protagonista y, entre rituales y ouijas, la clase de 3-B se pone en contacto con Yuda, a quien nombran como si fuese el mismísimo Judas. “Anafilaxia”, reacción alérgica grave que puede llegar a ser mortal, se convierte en la palabra elegida para comunicarse con él debido a sus resonancias con su supuesta muerte y la posesión que podría estar llevando a cabo en el cuerpo de Alice.

Todo la película está llena de recuerdos. En ellos la pantalla se tiñe con una base de colores pastel y simples figuras que marcan una animación fluida pero muy parecida a simples bocetos. Este recurso ayuda a la sensación de que son simples recuerdos que la memoria podría estar cambiando para recrear algo deseado. Este cambio tan drástico en la animación y el estilo ayuda a diferenciarlos del presente, que incorporan, además el uso de rotoscopia ,redibujar o calcar un fotograma sobre otro, para los fondos, que siempre aportan realidad a las escenas. La cámara se gira a la derecha o izquierda cuando Alice o Hana no están seguras del todo, simulando el gesto asiático y provocando al espectador para que gire la cabeza con ellas.

Al comenzar la amistad entre Hana y Alice, se inicia una persecución para conocer más detalles del caso de Yuda. Alice empieza a seguir a un anciano e incluso llega a pasar la tarde con él. Juntos se dan cuenta de que nunca hay suficiente tiempo para llegar a conocerse a uno mismo ni a las personas que te rodean. Hana le confiesa sus secretos y temores a su nueva amiga dando paso a la amistad que siempre las mantendrá unidas.

La superposición de planos está muy presente durante toda la película. La rotoscopia demuestra cómo la historia cambia, con nuevas personas y relaciones, pero los lugares siguen estando. La casa a la que se mudan Alice y su madre está rodeada de recuerdos y sucesos, pero aun así les acoge como a una nueva familia, dejando que el paso de las personas y de sus vidas fluyan por el nuevo hogar, como lo harán Hana y Alice.

El caso de Hana y Alice


El caso de Hana y Alice (Hana to Arisu satsujin jiken, Japón, 2015)

Dirección: Shunji Iwai / Guion: Shunji Iwai / Producción: Rockwell Eyes / Música: Shunji Iwai / Animación: Chigi Kanbe / Diseño de personajes: Shunji Iwai / Reparto: Yû Aoi, Anne Suzuki, Shokô Aida, Sei Hiraizumi, Ryô Katsuji, Midoriko Kimura, Tae Kimura, Haru Kuroki, Ranran Suzuki.

Un comentario en «EL CASO DE HANA Y ALICE»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.