Estrenos

EL CAFTÁN AZUL

Delicadezas

Maryam Touzani presenta su segundo largometraje El caftán azul (2022), una historia tierna sobre la aceptación del otro en las relaciones de pareja. Introduce a Halim (Saleh Bakri) y su esposa Mina (Lubna Azabal), quienes regentan una tienda de caftanes a medida en la medina de Salé, en Marruecos. La película empieza con un caftán, con varios planos que muestran un color azul intenso y la textura de la tela que da título a la cinta, seguidos de las manos de Halim, quien trabaja con delicadeza en su confección. Varios planos detalle de sus manos recorren el caftán, seguidos del reflejo del protagonista en un espejo. Concentrado en su trabajo, encuadra este espejo en el lateral de la imagen, con un haz de luz reflejado que ilumina el rincón de la habitación donde él se encuentra, mientras la habitación en la que está el espejo permanece a oscuras.

El caftán azul Revista Mutaciones

Así Touzani, junto con su directora de fotografía Virginie Surdej, (quien trabajó también con ella en su anterior proyecto Adam (2019)) presenta a su protagonista escondido entre las sombras, y crea desde el inicio dos espacios lumínicos que evolucionan a lo largo de la película. Luz y oscuridad separados por su naturaleza pero, por otro lado, conviviendo en el mismo lugar. Este concepto, junto con el uso de los espacios, sirven para expresar y ver la evolución de los distintos estados por los que van pasando las relaciones entre los miembros del trío protagonista. La película se desarrolla en tres espacios principales, la tienda, la casa y el exterior, que conviven y se entremezclan generando las distintas separaciones que recorren la cinta. Comienza en el interior de la tienda, donde Halim está principalmente solo o acompañado de su ayudante en el interior del taller, trabajando en la oscuridad, con Mina separada en la otra habitación de la tienda, iluminada por la luz natural. Progresa en el espacio a lo largo de la cinta pasando por su casa, donde la luz natural acompaña la imagen, para acabar finalmente en la calle en pleno día con los tres protagonistas juntos en el mismo plano, compartiendo luz y espacio, muestra de esa comunión final entre los tres.

El caftán azul Revista Mutaciones

La armoniosa fotografía y un tratamiento delicado de la imagen, donde los colores tierras contrastan con los colores fuertes de las telas crean una calidez que envuelve la historia y que transportan al espectador a las calles y texturas marroquíes. La música, aunque a ratos un poco excesiva al generar un subrayado redundante del sentimiento que trata de expresar, ayuda también a transmitir esta atmósfera plácida. A través de todos estos elementos y de los caftanes, Touzani muestra esta historia de amor en la que explora los temas de la sexualidad y la mortalidad, donde lo más importante son los vínculos que se crean y la comprensión, respeto y empatía de una relación en la que los egos se dejan a un lado para dejar aflorar los sentimientos más limpios entre unos y otros. Una película cálida y plácida que teje estos hilos invisibles, delicados como la tela del caftán.


El caftán azul (The Blue Caftan, Marruecos, 2022)

Dirección: Maryam Touzani / Productoras: Coproducción Marruecos-Francia-Bélgica- Dinamarca; Les films du nouveau monde, Ali n’ Productions, Snowglobe Films. Distribuidora: Karma Films / Fotografía: Virginie Surdej / Montaje: Nicolas Rumpl / Música: Kristian Eidnes Andersen / Reparto: Lubna Azabal, Saleh Bakri, Ayoub Missioui, Mounia Lamkimel, Abdelhamid Zoughi, Zakaria Atifi, Fatima Hilal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.