DESVELANDO LA VERDAD

Perder la mirada

El compromiso político de un cineasta es nutrir a un público de una visión personal del mundo a través de imágenes y sonidos. El director estadounidense Rob Reiner, artífice de las ya míticas Cuando Harry encontró a Sally (1989) o Misery (1990), no agrada con su último film, destinado al mundo periodístico en clave política, en la época post 11-S. Su forma ortopédica y clasicista de ver el mundo periodístico, desacelerado e individualista, no encuentra coherencia en su contenido, machista y poco estético, manteniendo sentados a sus periodistas tres cuartas partes de la historia.

Desvelando la verdad es un intento de cartografiar los sucesos ocurridos en la agencia de noticias estadounidense Knight Rider  ─desestimados por los grandes periódicos de EEUU─ con el fin de sacar a la luz documentos reservados del Gobierno sobre la guerra de Irak. Solapando la ficción con imágenes de archivo estáticas y mediante un montaje desordenado y descompensado, la película se nutre de una perspectiva masculina de todo el asunto. Es extraño al tratarse, en apariencia, de una redacción periodística con ritmos frenéticos y mucha tensión, observar la investigación y el humor absurdo del film de Reiner.

Desvelando la verdad - Revista mutaciones

El mismo año 2017, la película Los archivos del Pentágono introducía al espectador en el escándalo Watergate, a partir del robo de documentos clasificados  que ponían en jaque al Gobierno durante la guerra de Vietnam. En este film, Steven Spielberg dotaba de intensidad cada imagen mediante una puesta en escena dinámica, simulando el vertiginoso mundo periodístico, tan caótico y jerárquico. Kay Graham (Meryl Streep) iluminaba cada plano, su mirada, sus gestos, su garra y su manera de afrontar los problemas con serenidad y franqueza aportaban al film la aprobación de cada personaje, tanto masculino como femenino. La delicada manera en que la cámara envolvía a Kay Graham (el objetivo gira en torno a ella para dar un visión global de los hombres que la rodean) era crucial para entender su peso dentro del film, la responsabilidad sobre la verdad.

Partiendo de la misma premisa, uno de los principales problemas de la cinta de Reiner es la poca sensibilidad con la que trata a sus personajes. La insistencia en perseguir a los periodistas, que se dedican a investigar las presuntas mentiras que publican periódicos como el Washington Post y el New York Times, se pierde en el retrato de un país lleno de monstruosos edificios rodados con largas panorámicas y zooms demasiado enfáticos que dejan a sus actores perdidos en la gran urbe y desestimados por un país que les va engullendo poco a poco.

La descompensación de las tramas es tangible desde la historia del Cabo que viaja a Irak en busca de pruebas, hasta la del personaje de Woody Harrelson que cambia de tono durante toda la película y aleja al espectador de la profundidad de la historia. Los personajes femeninos son también muy poco destacables, desterrados en un segundo término, trasladados a tramas triviales que no conducen a ningún sitio. Es desagradable observar tanto al personaje de Milla Jovovich, sentada en la cama durante todo el metraje, constantemente detrás del personaje de  Harrelson, y el personaje de Jessica Biel, convertida en la burla de toda la redacción del periódico. Un comentario vulgar sin un sentido crítico que realizan sobre Jennifer López desestima por completo la cinta.

¿Cuál es la verdadera intención de Desvelando la verdad? Los mecanismos con los que juega Reiner están obsoletos, la vaga iluminación entorpece la aproximación al mundo periodístico, la errónea estética del film no logra trasladarnos a los espacios post 11-S, el vestuario no hace más que confundir al espectador de época. Ningún dispositivo fílmico transmite la sensación de estar a principios de los 2000, parecen unos malogrados años 70 (las ordinarias pelucas de las mujeres) acompañados de un desequilibrio en el montaje. La sucesión de imágenes de archivo no logra objetividad. Una mirada que se va perdiendo a lo largo del metraje por la poca profundidad que transmite y la perezosa intención de clarificar los horrores que se narran en la película.

Desvelando la verdad (Shock and Awe, EE UU, 2017)

Dirección: Rob Reiner / Guion: Joey Hartstone  / Producción: Acacia Filmed Entertainment / Castle Rock Entertainment / Savvy Media Holdings / Música: Jeff Beal / Fotografía:Barry Markowitz / Reparto: Woody Harrelson, James Marsden, Richard Schiff, Tommy Lee Jones, Jessica Biel, Milla Jovovich y Rob Reiner.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.