DEHESA, EL BOSQUE DEL LINCE IBÉRICO

Conocimiento del medio

Joaquín Gutiérrez Acha vuelve a mostrar el paisaje salvaje de España y esta vez cambia el monte cántabro por la dehesa andaluza. En su nueva película, el director de Cantábrico (2017) se adentra en las planicies y pequeños bosques de Andalucía y Extremadura donde infinidad de especies animales sobreviven cazando o siendo presa. Pero, más allá del deseo de documentar sus comportamientos, al igual que en sus anteriores films, no existen elementos destacables en su habitual manera de filmar ni tampoco una mirada original al margen de sus aspiraciones de mostrar imágenes preciosistas de animales y árboles.

El cine de Acha tiene un problema de origen que radica en su lenguaje —mucho más cerca del televisivo que del cinematográfico—, pues una premisa harto repetida por cineastas y estudiosos de la materia como es “muestra, no cuentes” se da completamente la vuelta en Dehesa, el bosque del lince ibérico. Teniendo en cuenta que su obra bebe, casi abreva, de la de Félix Rodríguez de la Fuente, creador de la serie televisiva El hombre y la Tierra en 1974 y que, como ella, se ancla en la guionización (aquí más desordenada y caótica que nunca) para hacer del documental algo únicamente didáctico, no es de extrañar que el resultado de un acercamiento desde un punto de vista cinematográfico sea, en principio, de rechazo.

Dehesa. Revista mutaciones 1

El hecho, totalmente legítimo e incluso muy interesante para según qué fines, de elaborar un documental atendiendo al modelo televisivo termina por desmoronarse debido a la clara intencionalidad “trascendente” de las imágenes que Dehesa, el bosque del lince ibérico se atreve a explotar. Acha distribuye un compendio de imágenes amontonadas y tendentes a la brillantez visual, con motivos nada claros y repeticiones abusivas para acabar por destruir la belleza que escondían y que ahora se torna un plastificado y estilizado salvapantallas. Del lince ibérico, discutible protagonista de la obra, pasamos al árbol de caucho, para ver después a una mantis apareándose y volver de nuevo al lince explicando de nuevo su conducta… El estilo no discrimina entre un plano y otro y contemplamos de igual manera todo cuanto se ve. El deseo por mostrar toda la fauna de la Dehesa acaba haciendo inútil la búsqueda de la sorpresa o la observación de algo concreto, a pesar de que la narradora intente revelarnos lo que, de por sí, es bastante obvio.

La atropellada edición y el guion de Carlos de Hita son los principales problemas de la nueva película de Acha. La pretensión de hacer de Dehesa, el bosque del lince ibérico un film ecologista, un documental sobre la fauna nacional, una descripción de las prácticas humanas y no humanas y una prueba del triunfo sobre la extinción, todo a la vez, termina, lógicamente, en desastre formal y rítmico que sobrecarga y agota con cada nuevo, ¿nuevo?, plano en slow motion. El abuso de la cámara lenta reinvierte el proceso consistente en fijar detalles para terminar alardeando de un recurso demasiado explotado en el documental televisivo. Porque, más allá de eso, no existe un ánimo revelador para con ese detalle, al margen de capturarlo y hacerlo más “asombroso”. Es el efecto por el efecto. Lo sorprendente convertido en más sorprendente por el hecho de manipular su velocidad… algo normal en la televisión o en ciertas películas de dudosa calidad, pero que denota la falta de potencia de las imágenes, de las del propio Acha, y convierte su supuesto esplendor en una insustancial desvirtuación que, sí bien puede tener ciento interés biológico o didáctico, artísticamente se queda en casi nada.


Dehesa, el bosque del lince ibérico (España, 2020)

Dirección: Joaquín Gutiérrez Acha / Guion: Carlos de Hita / Edición: Joaquín Gutiérrez Acha / Producción: Coproducción España-Portugal; Ukbar Filmes, Wanda Films. / Fotografía: Joaquín Gutiérrez Acha / Música: Victoria de la Vega / Reparto: Elsa Pinillos (narradora)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.