PAUL MCCARTNEY’S GET BACK: EL CONCIERTO

Emocionarse en la oscuridad

Entre Septiembre de 1989 y Junio de 1990 Paul McCartney realizó una gira mundial con su banda de la que surgieron un álbum, Tripping The Live Fantastic, y la grabación de diversos momentos de esa gira que se reunieron a modo de concierto filmado por Richard Lester en lo que sería su último trabajo audiovisual: Paul McCartney’s Get Back: el concierto (Paul McCartney’s Get Back, 1991). Y, sin duda, el director pone su sello en este híbrido que se mueve entre el documental y el concierto sin dejar que el foco de atención se desvíe de la figura de McCartney encima del escenario. Pero dejando una impronta muy personal en una realización que utiliza los recursos y cierta narrativa cinematográfica para dotar a la grabación de un valor que la saca del trillado mercado de la industria musical.

Porque, a la significación de algunas de las letras de McCartney, Lester le suma el poder de las imágenes de archivo. Y así, por ejemplo, canciones como The Long And Winding Road parecen cobrar un nuevo (y dramático) sentido al mezclarse con documentos gráficos (algunos de considerable crudeza) de conflictos bélicos y sociales recientes (Vietnam, Tiananmén), utilizando el recurso de la pantalla partida. También Lester tiene el indudable acierto de acrecentar el valor de McCartney como icono de la cultura “popular” cuando coloca la cámara entre el publico asistente a los conciertos para comprobar cómo la gente de diversas partes del mundo reacciona ante temas como I Saw Her Standing There, Yesterday o Can’t Buy Me Love. Y realmente resulta conmovedor que un generoso espectro de edades que se mueve entre aquellos que aún no habían nacido ni siquiera cuando los Beatles se separaron y los que ya eran adultos cuando se formó la banda de Liverpool, bailen, canten, griten, se abracen y se emocionen con temas que, en 1991, fecha de la realización del film, tenían casi treinta años. Y entre lágrimas y abrazos, temas cantados a media voz o chillados, evocando esas imágenes de fans enloquecidas de los sesenta, entre tanques y explosiones compartiendo pantalla con la banda del ex Beatle, las imágenes y la música se van inoculando en una combinación sencilla y sin pretensiones pero enormemente poderosa.

Paul McCartney's Get Back: el concierto. Revista Mutaciones

Y Lester también muestra su buen pulso de cineasta en la parte principal de la película, la grabación de los distintos conciertos de la gira, para que el producto parezca un único show en el que el realizador coloca la cámara para darnos los correspondientes primeros planos de su protagonista y también para que podamos conocer a todos los miembros de la banda, no como actores secundarios sino como un verdadero elenco de un espectáculo coral, combinando los planos picados, casi cenitales, desde el puesto de Chris Whitten en la batería, hasta los encuadramientos generales del grupo desde el punto de vista del público.

Paul McCartney’s Get Back: el concierto se ve hoy con cierta nostalgia. Richard Lester, en su última obra, filmó un trabajo que no es una película, no es un documental y no es la grabación de un concierto como tal, pero en esa suerte de indefinición se puede apreciar el estilo de un cineasta que sabe rendirse (como lo hizo en los sesenta con The Beatles) al genio de un músico irrepetible. Han pasado más de treinta años desde la realización de este híbrido audiovisual y ahora esas imágenes quedan ligeramente teñidas de una ingenuidad con la que los tiempos actuales (más cínicos, más superficiales, más individualistas) parecen no comulgar. Aunque en la oscuridad de la sala escuchar “speaking words of wisdom / let it be, let it be” nos siga emocionando en secreto.


Paul McCartney’s Get Back: el concierto (Paul McCartney’s Get Back. Reino Unido, 1991)

Paul McCartney’s Get Back – Tráiler español – Vídeo Dailymotion

Dirección: Richard Lester / Guion: Richard Lester / Productora: Allied Filmmakers, Carolco Entertainment, Carolco Pictures / Fotografía: Jordan Cronenweth, Robert Paynter / Reparto: Documental

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.