EstrenosFestival de Málaga

LOS PEQUEÑOS AMORES

Buenas noches, hija

Las palabras tienen un poder inconmensurable en las relaciones interpersonales, y su uso puede definir el grado de confianza, de respeto o de amor que tienen dos individuos. Asimismo, también puede revelar el conflicto interno de una persona en relación a otra, y eso es lo que ocurre en Los pequeños amores (2024), el segundo largometraje de la directora Celia Rico. Al igual que su ópera prima Viaje al cuarto de una madre (2018), esta historia presenta una relación maternofilial envuelta en silencios, planos fijos y una atmósfera de melancolía y frialdad que desvelan los efectos del paso del tiempo y de la distancia que ahora existe entre las protagonistas. Las palabras, las que de verdad dicen algo, están atrapadas.

Los pequeños amores. Revista Mutaciones - 1

Ani, la madre, requiere de los cuidados de su hija Teresa, quien se ve obligada a perderse un viaje ya programado adonde vive su amante por quedarse en la casita de pueblo que la vio crecer. Así, la culpa, la inseguridad y la inversión de los roles van tensando la cuerda física que las separa, representada en primeros planos de cada personaje por separado. Una aislada de la otra. Dos desconocidas hablando y compartiendo espacio, pero sin coincidir nunca. Así es como Rico captura el costumbrismo en sus escenas, aunque hay cierta sensación de artificio en sus imágenes y diálogos, desvelando las intenciones de la cineasta antes siquiera de haberse desarrollado. Ocurre, por ejemplo, cada vez que la madre saca la puntilla a algo que hace su hija para ilustrar esa tensión permanente entre ellas.

Hacia la mitad de la película, un plano captura a madre e hija viendo la televisión a través de una ventana desde el exterior. La línea vertical que divide los dos cristales también separa a los personajes. Cada una está en un lado, sola. Aunque en apariencia la escena sea familiar y acogedora, en el fondo siguen sin estar realmente juntas. Estas decisiones son las que dotan de una significación reveladora al filme cuando, por fin, ambas forman parte del mismo plano general. En la sencillez de esta evolución que plantea la puesta en escena reside el potencial cinematográfico del filme. No obstante, Rico podría haber tomado más decisiones en esta dirección para darle un sentido más amplio a sus escenas, poniéndolas en relación y haciendo hablar también a sus imágenes para no depender tanto del guion y de los diálogos.

Los pequeños amores. Revista Mutaciones - 2

Paralelamente, durante la estancia de Teresa con su madre, Ani decide pintar el hogar familiar —donde ya solo queda ella—. Este hecho, que se prolonga hasta el final de la cinta, simboliza un nuevo comienzo, donde la esperanza y el entendimiento ocultan las grietas del pasado sin olvidar que siguen ahí, latiendo debajo de la superficie. Y lo mismo ocurre con las palabras. En Los pequeños amores, las palabras hieren, pero también confiesan y demuestran cariño. Casi a escondidas, pero lo hacen. Así, la película utiliza el contexto humano para convertir un simple “buenas noches, hija” en una confesión de amor, transformando una historia maternofilial concreta en un retrato universal de las relaciones y del miedo que nos provoca a los seres humanos tener el poder de la palabra. Pero, en realidad, ¿qué son las palabras si no el significado y la intención que subyacen al pronunciarlas?

 


Los pequeños amores (España, 2024)

Dirección: Celia Rico / Guion: Celia Rico / Producción: Jordi Herreros, Alexandre Isidoro, Andrea Martínez, Cristina Moreno, Goretti Pagès, Yaiza Ramos / Fotografía: Santiago Racaj / Montaje: Fernando Franco / Interpretación: María Vázquez, Adriana Ozores, Aimar Vega, Blanca Apilánez, Ferrán Rañé, Jesús Prieto Ortiz , Camille Figuereo, Miguel Ángel González, Pep Muñoz, Júlia Morella, Jordi Rodríguez, David Aguilar Iñigo, Carme Vilar, Laura Gaja

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.