LA VIDA DE LOS DEMÁS

¿Serías capaz de matar?

La pena de muerte ha sido y sigue siendo un tema recurrente en el séptimo arte, sobre todo en aquellos países o territorios en donde fue o sigue siendo legal. Desde Más allá de la duda (Fritz Lang, 1956) hasta la más reciente Clemency (Chinonye Chukwu, 2019) pasando por El verdugo (Luis García Berlanga, 1963), No matarás (Krzysztof Kieślowski, 1988) o La vida de David Gale (Alan Parker, 2003), las películas que han abordado tal asunto espinoso lo han realizado desde una férrea posición contraria a esta práctica legal, tan controvertida y discutida como vigente todavía en más de medio centenar de países en el mundo. El director iraní Mohammad Rasoulof también se muestra firmemente en contra de esta brutal forma de condena y así lo denuncia en su nuevo filme, cuyo título en España es La vida de los demás. Es importante tener en cuenta que Rasoulof vive perseguido desde hace más de una década por denunciar en sus obras la represión del gobierno de Irán, que ha sido condenado a un año de cárcel y que tiene prohibido salir del país, por lo que si su última película es ya de por sí una obra arriesgada y valiente lo es aún más en las circunstancias en las que se ha realizado.

La vida de los demás trata cuatro historias distintas cuyo nexo común es la pena de muerte. ¿Serías capaz de matar, de acabar con la vida de una persona que no conoces de nada porque así lo establece la ley del país en el que vives? Esta es la gran reflexión que plantea la película, cuyo brillante episodio primero sirve como magnífico prólogo de lo que vendrá después. Las cuatro historias, protagonizadas por diferentes personajes (aunque cobran protagonismo aquellos que son verdugos por obligación), tienen tensión, intriga, sin dejar nunca de lado su tema central. El director reserva información al espectador hasta el final de los capítulos provocando angustia y asfixia, que se acrecienta por el uso continuado de planos muy cerrados que impiden la completa visión de los escenarios en donde se mueven los personajes -haciendo latente que la inesperada amenaza puede llegar desde cualquier lugar- así como de prolongados planos secuencia, que sostienen el nervio y la inquietud en escenas clave como la de la huida (en el segundo capítulo). Rasoulof confía en el poder de la imagen y la narración para crear secuencias de gran fuerza visual que logran transmitir mucho con apenas diálogos. No obstante, no debe olvidarse la música, tan acertada tanto en la elección como en su uso.

Con una notable filmografía compuesta por obras como Goodbye (2011) o A Man of Integrity (2017), todas ellas sin estrenar en cines españoles a salvedad de su ópera prima, La isla de hierro (2005), el director iraní se confirma como uno de los realizadores más importantes de su país y una voz imprescindible para comprender el presente de Oriente Medio. Se trata, además, de uno de los cineastas más laureados en la historia de Cannes, que con La vida de los demás ha conseguido el Oso de Oro en la Berlinale de 2020. Una película que se enfrenta al régimen de Irán y plantea incómodos interrogantes imposibles de soslayar sobre la pena capital.


La vida de los demás (Sheytan vojud nadarad, Irán, 2020)

Dirección: Mohammad Rasoulof / Guion: Mohammad Rasoulof / Producción: Cosmopol-Film, Europe Media Nest, Filminiran / Música: Amir Molookpour / Fotografía: Ashkan Ashkani / Reparto: Ehsan Mirhosseini, Shaghayegh Shoorian, Kaveh Ahangar, Alireza Zareparast, Salar Khamseh, Darya Moghbeli, Mahtab Servati, Mohammad Valizadegan, Mohammad Seddighimehr, Jila Shahi, Baran Rasoulof, Zhila Shahi

2 comentarios en «LA VIDA DE LOS DEMÁS»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.