EstrenosSeries

LA ORQUESTA


El segundón al clarinete

En 2010 se estrenó Borgen (2010-2013), una serie que adquirió cierta notoriedad internacional a lo largo de los siguientes años a pesar de dos grandes peculiaridades: era danesa y hablaba, sin cinismos ni idealizaciones, sino de la manera más prosaica, de la política parlamentaria del país nórdico. Su creador, Adam Price, demostró a lo largo de sus tres temporadas, además de una secuela en 2022, una extraordinaria habilidad para explorar las dificultades personales que puede acarrear un puesto de altos niveles de estrés y responsabilidad. Lo interesante de Borgen era cómo hablaba no solo de políticos y periodistas, sino de las personas corrientes que había detrás. Price es también el ideólogo y uno de los guionistas de La orquesta (Mikkel Munch-Fals, 2022-), otra serie centrada, más si cabe, en las personas, y no tanto en los profesionales de una orquesta sinfónica.

En el primer capítulo se presenta a Bo, el segundo clarinetista de la orquesta. Un hombre particularmente extravagante, soberbio y cretino con todas las personas de su alrededor. En especial con el primer clarinetista, Simon. Paralelamente, conocemos a Jeppe, subdirector administrativo, un hombre incapaz de afrontar el conflicto y de respetarse a sí mismo. La mayor parte de las escenas de la serie son de composiciones y colores armónicos, capturados por una cámara con un leve balanceo de película documental. Una discreta pero observable inestabilidad de la imagen que ilustra aquí cómo, por perfecto que parezca algo en lo que estén implicadas varias personas (como una orquesta con decenas de personas o como un matrimonio), a menudo habrá algún pequeño temblor difícil de identificar, no tanto de intuir, que en cualquier momento puede hacer saltar todo por los aires. Poco tardaremos en enterarnos de que la mujer de Jeppe mantiene una aventura con el mismo Simon.

La-orquesta-Mutaciones-2

Lo que parece al principio una procesión de estridentes personajes estereotípicos y la ridiculización de las políticas de igualdad propia de un influencer rancio, avanza hacia la nunca sentenciadora tragicomedia de una víctima de su propia candidez y la de un excéntrico incomprendido que, tal vez, no se merece la mala imagen que nos hacemos de él al conocerle. Quizá la soberbia de Bo es en el fondo consciencia de un talento real e impotencia ante la injusta falta de reconocimiento por factores externos, quizá su cretinismo es solo torpeza ante la dificultad de convivir con unas convenciones sociales en las que no encaja. Quizá nada de eso obliga a nadie a llevarse bien con él.

Con una musiquita ridícula de fondo, dos adultos, uno de ellos disfrazado de Papa Noel, se agreden físicamente en un acto de celebración de la Navidad en plena oficina. La escena, de puro patetismo, deja paso a una tensa discusión entre uno de los contendientes y su mujer en un oscuro coche. Los planos, de colores fríos, se llenan de los dolidos rostros de los personajes, aunque desde la incómoda y ajena posición del asiento trasero. La puesta en escena sabe transitar por los cambios de tono y humor, relajando o estresando el contoneo de la cámara, y con claros pero nunca demasiado abruptos cambios de color. En esa línea, ilustra un guion que se desliza por las traslúcidas fronteras que establece entre la tragedia y la comedia, entre el hombre entrañable y el despreciable.


La orquesta (Orkestret, Dinamarca, 2022-)

Creador: Mikkel Munch-Fals, Adam Price / Director: Mikkel Munch-Fals / Guion: Mikkel Munch-Fals, Adam Price, Soren Felbo, Anna Juul / Fotografía: Niels Buchholzer / Música: Nicklas Schmidt / Producción: SAM productions, Danmarks Radio, Nordvision / Reaprto: Frederik Cilius Jørgensen, Rasmus Bruun, Neel Rønholt, Emma Sehested Høeg, Caspar Phillipson, Lise Baastrup, Ina-Miriam Rosenbaum, Carsten Kressner, May Simón Lifschitz, David Bateson

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.