Estrenos

GODZILLA Y KONG: EL NUEVO IMPERIO

El problema de identidad con el Monsterverse

Los Kaijus, esas criaturas colosales que sembraban el caos en las ciudades y se enfrentaban entre sí, fueron las estrellas indiscutibles del cine japonés durante la era Showa (1926-1989). Legendary Studios, sin duda, busca revivir esa época dorada con su Monsterverse, aprovechando el potencial del CGI y los efectos especiales para llevar a estos Kaijus a su máxima expresión. Su nueva entrega, Godzilla y Kong: El nuevo imperio, captura el espíritu de la era Showa, pero también pone de manifiesto el conflicto de identidad que enfrenta el Monsterverse.

Bajo la dirección de Adam Wingard, quien ya dirigió la precuela Godzilla vs Kong (2021), la película enfrenta a los titanes con una nueva amenaza colosal oculta en nuestro planeta. Además, esta secuela profundiza en los orígenes de Kong y Godzilla, explorando también los misterios de la Isla Calavera.

Sin embargo, el Monsterverse se encuentra en una crisis de identidad, y Godzilla vs Kong: El nuevo imperio es un claro ejemplo de ello. La película de Wingard se debate entre ser un espectáculo visual impresionante y una historia con personajes entrañables. Se ve limitada por una estructura rígida que busca agilizar la trama, con diálogos tan explicativos y ridículos que en ocasiones desearías que Godzilla aplastase a los humanos. Lamentablemente, la trama es endeble y se centra en una comedia floja por parte de sus personajes, lo que hace que el espectáculo visual, a pesar de su grandiosidad por abrazar lo ridículo del universo, se sienta vacío y olvidable.

King Kong Godzilla Nuevo Imperio

Como hemos visto anteriormente en la franquicia, los personajes humanos son unidimensionales y carecen de la profundidad necesaria para conectar con el espectador. Sin matices ni motivaciones interesantes, quizás el único personaje «interesante» sea la niña (interpretada por Kaylee Hottle) y su relación con su madre, encarnada por Rebecca Hall. Más allá de esto, todo lo que sucede con los humanos resulta tedioso. Ninguno de ellos brilla con luz propia, salvo por el carisma de los actores como Dan Stevens o Brian Tyree Henry.

Es importante reconocer que no se puede comparar con Godzilla Minus One (2023, Takashi Yamazaki) ya que sus objetivos son completamente distintos. No espero una crítica social sobre la guerra y las catástrofes naturales en el Monsterverse. Sin embargo, las películas de Kaijus de la era Showa sí exploraban temas profundos más allá de la destrucción, como la cinta de Yamazaki que mezcla el espectáculo con el drama humano. En este sentido, Legendary Studios tiene el potencial de mejorar su Monsterverse. Se echa de menos la seriedad y el misterio que caracterizaban a los personajes de Aaron Taylor Johnson y Ken Watanabe en Godzilla (Gareth Edwards, 2014) y al exagerado villano de Samuel L. Jackson en Kong: La Isla Calavera (Jordan Vogt-Roberts, 2017). 

Más allá de las épicas batallas entre monstruos, las películas del Monsterverse a menudo se reducen a una lucha simplista entre el bien y el mal, con poca exploración de temas o desarrollo emocional de los personajes. Cada entrega presenta una amenaza similar, una batalla final entre monstruos y una resolución predecible, sin buscar desafíos o retos para el espectador. Legendary Studios parece escuchar a sus fans, añadiendo más monstruos a la ecuación, pero parece haber olvidado la importancia de una narrativa sólida y personajes memorables que nos dio al principio de este universo. 

Godzilla y Kong: El nuevo imperio. Revista Mutaciones - 3

A pesar de sus defectos, Godzilla y Kong: El nuevo imperio ofrece algunos momentos divertidos. Las peleas entre Godzilla y Kong están llenas de acción que divierten por la ridiculez con la que se trata los escenarios y personajes. Los efectos especiales siguen siendo impresionantes y la película es un festín visual para los fans que buscan entretenerse con dos titanes luchando entre sí. 

Si uno busca ver a dos de los monstruos más icónicos del cine enfrentarse en una batalla épica, entonces Godzilla y Kong te dejará satisfecho. Pero nos merecemos un universo con más personalidad, enfoque y un tono definido, porque parece que, buscando complacer a todo el mundo, nada les sale como quieren.

 


Godzilla y Kong: El Nuevo Imperio (Godzilla X Kong: The New Empire, EE.UU., 2024)

Dirección: Adam Wingard / Guion: Adam Wingard, Simon Barrett, Jeremy Slater, Terry Rossio / Producción: Thomas Tull, Jon Jashni, Mary Parent / Música: Junkie XL / Fotografía: Ben Seresin / Montaje: Josh Schaeffer  / Dirección artística: Adbellah Achir, Ravi Bansal / Reparto: Dan Stevens, Rebecca Hall, Brian Tyree Henry, Kaylee Hottle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.