DIECISIETE

La madurez de la dirección y la consistencia del guion

Diecisiete Revista Mutaciones

En la escena inicial de Diecisiete (2019), Héctor (Biel Montoro), un chico con (aparentemente) síndrome de Asperger camina por la calle de manera decidida. La cámara le persigue a su espalda manteniendo una distancia de, a priori, precaución, síntoma de que ocurrirá algo. Roba una moto, se cuela en un centro comercial y pasa la noche metido en una tienda de campaña hasta que puede salir y robar un utensilio que considera de suma importancia para llevarle a su abuela moribunda, sumida en una residencia de ancianos. Tanto en la puesta en escena, cuidada con más detalle y más arriesgada que en anteriores filmes, como, y sobre todo, en el guion, Daniel Sánchez Arévalo lanza con este prólogo una declaración de intenciones que dominará el resto del metraje. Ismael es el hermano mayor de Héctor y su principal figura paterna. La mayor responsabilidad de su vida es su hermano pequeño, quien, internado en un centro de menores (elípsis mediante) decide escapar para buscar a un perro. Juntos emprenderán un viaje que les cambiará emocionalmente de forma necesaria para que se restablezcan unos lazos que antaño eran sólidos y fuertes.

Diecisiete Revista Mutaciones

Para ello, el director de AzulOscuroCasiNegro (2006) parece sacrificar cierta ambición popular (abundancia de caras conocidas en el reparto, por ejemplo) y opta por adaptarse a un minimalismo narrativo y estilístico necesario para contar con muy poco, una historia profunda y de varias capas. Vuelve a Cantabria tras Primos (2011), cinta donde esta región era una mera contextualización, un motivo para huir de las responsabilidades o simplemente ser utilizada como cortina de humo tapando los problemas de sus protagonistas. En Diecisiete, por el contrario, Cantabria permite respirar al espectador en sus bucólicos y verdes prados, o en sus costas, y transmitir una hospitalidad tangible capaz de empatizar con sus personajes hasta culminar con una unión que parecía imposible. Estilísticamente hablando los planos contra plano no han sido el punto fuerte de Daniel Sánchez Arévalo durante su carrera. Luchan en casi cada película contra la adversidad del raccord demostrando un manejo más óptimo en la escritura de sus libretos. Sin embargo, en Diecisiete traslada toda la experiencia acumulada y, sobre todo, la lección aprendida a todas las escenas subrayando la cercanía del sutil manejo de la cámara en mano. O, a medida que avanza la película, los planos evolucionan en función de la posición, donde la cámara ya se fija al suelo y parece asimilar la normalidad en la misma medida en que los hermanos se asientan en sus alocados y diferentes días. Se acostumbra a estar pendiente de Héctor haciendo que la puesta en escena dependa en esencia de su estado anímico, intercambiando los roles desde el principio hasta el final. Desde un inocente, impulsivo y orgulloso adolescente hacia un atemperado y maduro chaval consciente de su situación.

Con un muy cuidado tratamiento del guion y un evolucionado desarrollo del ritmo narrativo, Daniel Sánchez Arévalo habla sobre la responsabilidad, el paso hacia la madurez:  “¿Para qué hay que aprender a cuidar a un perro? – Para que aprendas a cuidar de ti mismo”. No hay duda de que cuando la dirección se ponga a la altura del guion, el de Daniel Sánchez Arévalo será, todavía más, un gran nombre. Es una importante lección moral, de madurez -entendiendo las ironías como lecciones de ser-, y de sobre cómo conseguir un objetivo en la vida. De que para ganar, hay que saber perder; para avanzar un paso quizás hay que retroceder dos.


Diecisiete (España, 2019)

Dirección: Daniel Sánchez Arévalo / Guion: Daniel Sánchez Arévalo y Araceli Sánchez / Producción: Atípica Films. Distribuida por Netflix / Fotografía: Sergi Vilanova / Montaje: Miguel Sanz Esteso / Música: Julio de la Rosa / Reparto: Biel Montoro, Nacho Sánchez, Lola Cordón, Iñigo Aranburu, Itsaso Arana, Kandido Uranga, Carolina Clemente, Jorge Cabrera, Chani Martín, Mamen Duch 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.