EstrenosFestival de Cannes 2023

CLUB ZERO

Un mal endémico

Club Zero. Revista Mutaciones - 3

En Little Joe (2019),  Jessica Hausner trazaba una inquietante sátira distópica sobre los posibles peligros de la biotecnología en relación con la consecución de una felicidad absoluta. Club Zero (2023) viene a formar una suerte de díptico con la anterior, en la que su directora, nuevamente instalada en la distopía futura no muy lejana, advierte esta vez sobre las nuevas formas de nutrición y sus –quizá– nocivas consecuencias directas con la salud mental y física de quienes las practican. Así, la cinta hereda y continúa perfeccionando las virtudes de la primera propuesta, en la que la concepción fija, encorsetada y simétrica de los planos encaja perfectamente con la rigidez normativa que trae consigo Miss Novak (Mia Wasikowski): profesora y profeta de la alimentación consciente, forma de nutrición con la que logra engatusar a un pequeño grupo de alumnos que la seguirán como a una mesías del bienestar alimenticio. La directora se sirve también de significativos planos de conjunto y panorámicas circulares que viajan de rostro en rostro para hablarnos de la unión de la comunidad y del encerramiento al que se someten sus personajes, así como zooms in y zooms out que unen y desunen a los miembros dependiendo del momento dramático de la historia.

Sin embargo, a pesar de su precisión gramatical y su mimo en la planificación, la película corre a menudo el riesgo de perderse por los derroteros de una exuberancia vistosa y vacía, abandonando el conflicto que late en su seno. Jessica Hausner no consigue evitar caer en cierta sobrecarga con alguno de sus recursos: esa música machacona que tiende a marcar el curso de la emoción del espectador, el barroquismo gratuito de sus decorados, ralentís injustificados… Todo ello se suma a una falta total de confianza en el espectador, que se traduce en continuas explicaciones a través del diálogo (desde ahí se expone el conflicto, las normas del grupo, el pasado de algún personaje…) y una fuerte ausencia de sutileza en su discurso. Resulta triste comprobar cómo una directora que otrora confiaba profundamente en el poder de sus imágenes y sonidos (véanse las elegantes y delicadas Lovely Rita (2001), Hotel (2004) y Lourdes (2009)), ha pasado desde Amour fou (2014) a realizar cintas en las que los conflictos dramáticos se ven arrojados a la superficie siempre desde la palabra, perdiendo parte de su fuerza y organicidad.

Club Zero. Revista Mutaciones - 1

Durante el último tercio de su metraje, Club Zero empieza a llenarse de provocativas escenas pretendidamente climáticas. Y es ahí donde Jessica Hausner, cineasta que siempre había sido especialmente elíptica con la violencia, toma la decisión de abandonar el fuera de campo lanzando al primer término imágenes y sonidos que nunca antes había dejado campar tan libremente. Así, algunos de los planos de esa traca final parecen más interesados en retorcer al espectador en la butaca que en bucear hondamente en la compleja psique de sus personajes. Son imágenes tan gritonas, gratuitamente provocadoras y falsamente impactantes, que logran apoderarse de cualquier buena intención que esta afilada sátira –más centrada, por otro lado, en resolver interrogantes que en asumir su resbaladiza concepción- pudiera albergar en su interior.

Little Joe y Club Zero acaban trazando sendas reflexiones pesimistas sobre el futuro de la especie humana. En ellas el mal gana, pero no solo dentro de la ficción. Porque Club Zero viene a confirmarnos a Jessica Hausner como otra víctima más de un mal endémico que continúa extendiéndose entre las vértebras del cine contemporáneo: el de las continuas explicitaciones a golpe de puro diálogo, el discurso unidireccional y, sobre todo, el indisimulado y absurdo empeño en buscar la imagen más provocadora posible.

 


Club Zero (Jessica Hausner, 2023)

Dirección:  Jessica Hausner/ Guion: Jessica Hausner, Géraldine Bajard/ Producción: Philippe Bober, Mike Goodridge, Johannes Schubert, Bruno Wagner/ Música: Markus Binder/ Fotografía: Martin Gschlacht/ Montaje: Karina Ressler/ Reparto: Mia Wasikowska, Sidse Babett Knudsen, Amir El-masry, Elsa Zylberstein, Mathieu Demy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.