COMPORTARSE COMO ADULTOS (ADULTS IN THE ROOM)

La tragedia griega

A sus 86 años, el director griego Costa-Gavras sigue más activo que nunca. Hijo de un comunista que combatió en el Frente de Liberación Nacional de Grecia, su vida siempre ha estado ligada a la lucha política. A los 22 años obtuvo la nacionalidad francesa, y en ese país se enamoró del cine. Tras trabajar como ayudante de René Clair, René Clement, Jacques Demy, Marcel Ophüls o Jean Becker, se lanzó a la dirección con Los raíles del crimen (Compartiment Tueurs, 1965).

Desde entonces, no ha parado de comprometerse políticamente. Y es que, si hay alguien que sabe de política ese es él, puesto que toda su filmografía la ha dedicado al género que tantas alegrías (Z., 1969) y desencuentros (L’Aveu, 1979) le han causado. Su cine, medio del que hace uso para “hablar sobre nuestra sociedad y de lo que sucede cada momento en el mundo”, ha convertido al griego en uno de los mayores exponentes críticos del séptimo arte. El realizador -que durante el presente Festival de San Sebastián ha recibido el Premio Donostia- tras años de ausencia, regresa a su Grecia natal con Comportarse como adultos (Adults in the Room), adaptación del libro homónimo escrito por el ex-ministro de finanzas Yanis Varoufakis (diputado del Consejo de los Helenos por SYRIZA, la coalición de la izquierda griega).

Adults in the room3 - Revista Mutaciones

En su nueva película, Costa-Gavras se ensaña con la Europa gobernada por cínicos que pecan de infantilismo y egocentrismo. El retrato del Eurogrupo asfixiador y dictatorial se personifica en cada uno de sus dirigentes, desde Mario Draghi (presidente del Banco Central Europeo) a Christine Lagarde (directora del Fondo Monetario Internacional), pasando por los distintos representantes de los países miembros. Reunión tras reunión, la figura de Varoufakis -y en menor medida, la del presidente Alexis Tsipras- es exprimida hasta la desesperación. Su discurso populista, creyéndose del pueblo, se ve neutralizado constantemente por la élite capitalista, lo que provoca debates internos en el propio partido.

Siguiendo la estela de SYRIZA nacieron Podemos, en España y Il Movimento 5 Stelle, en Italia. Y junto a ellos, también las cámaras de Basilio Martín Patino y Lise Birk Pedersen registraron el resurgir de una nueva política nacida del pueblo. De esta manera, Comportarse como adultos crea junto a los documentales Libre te quiero (2017) y Tutti a casa (2017) un tríptico en el que el victimismo desesperado de los tres países del Mediterráneo buscan exteriorizar la cruel asfixia que sufren.

Las tres piezas, no obstante, discrepan a la hora de enfrentarse a la realidad. Siendo SYRIZA el resurgir de la nueva izquierda europea, Costa-Gavras empodera a los políticos del cambio para establecer quiénes son los buenos y quiénes los malos, siendo la palabra, el discurso y la diplomacia los ejes centrales del film. El documental del director español recoge los hechos que directamente sucedieron en la histórica movilización del 15-M, siendo su única labor la de observar, dejando que las imágenes hablen sin meditación o intención previa. En cambio, el trabajo de la directora danesa se adentra en primera persona en el partido creado por el cómico y activista italiano Beppe Grillo, mostrando los debates, reuniones y conflictos internos de sus dirigentes con total transparencia.

Adults in the room4 - Revista Mutaciones

Al contrario que en Libre te quiero (2017) y en Tutti a casa (2017), Costa-Gavras prefiere centrarse en la visión de Varoufakis para crear, a partir de sus memorias, una reconstrucción de aquellos meses intensos en el que el país estuvo a punto de colapsar. El tono burlesco e irónico con el que retrata la política convierte la película en un acto performativo ridículamente cíclico que se repite cada noche electoral. Europa manda sobre Grecia, la manipula, la chantajea, la bloquea, y sus dirigentes, maquiavélicos todos, se comportan como niños encaprichados. Y es que, no pasan desapercibidas la declaración que, en un momento dado de la película realiza la única mujer en un puesto privilegiado del Eurogrupo, Christine Lagarde: “Hace falta gente madura en esta sala”. Sin embargo, la propuesta de Costa-Gavras pierde credibilidad por momentos al alejarse del punto de vista de su protagonista y, desafortunadamente, enseñar conversaciones privadas entre mandatarios lejos de la presencia de Varoufakis. Puede que el realizador las haya utilizado para completar la película, pero en cambio, se desvinculan de la premisa subjetiva que tanta fuerza tiene en su planteamiento inicial.


Comportarse como adultos (Adults in the Room. Francia, Grecia, 2019)

Dirección: Costa-Gavras / Guion: Costa-Gavras, Yanis Varoufakis (libro) / Producción: Alexandre Gavras, Manos Krezias, Michèle Ray-Gavras / Fotografía: Giorgios Arvanitis / Música: Alexandre Desplat / Dirección artística: Manos Athanasiadis, François Borgeaud, Números César / Diseño de producción: Philippe Chiffre, Spuros Laskaris / Reparto: Christos Loulis, Alexandros Bourdoumis, Ulrich Tukur, Josiane Pinson, Valeria Golino, Daan Schuurmans, Christos Stergioglou, Themis Panou, Aurélien Recoing, Vincent Nemeth, Cornelius Obonya, Francesco Acquaroli, Georges Corraface, Colin Stinton, Adrian Frieling, Kostas Antalopoulos, Philip Schurer, David Luque, Maria Protopappa

3 comentarios en «COMPORTARSE COMO ADULTOS (ADULTS IN THE ROOM)»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.