CIELO DE MEDIANOCHE

La redención en el fin del mundo 

Basada en la novela homónima de Lily Brooks-Dalton, Cielo de Medianoche narra la historia de un astrofísico que se auto abandona en una base en el Ártico ante un inminente cataclismo. Augie (George Clooney), astrofísico, es ese tipo de persona que ante la soledad que le espera se encuentra paradójicamente cómodo y no necesita más. Pero el descubrimiento de una niña en la base le hará replantearse muchos aspectos de su vida que hasta entonces permanecían escondidos. Mientras tanto, su labor le obligará a establecer contacto con la única misión espacial en activo, llamada Aether, donde orbita el otro personaje principal, Sully (Felicity Jones).

Revista Mutaciones- cielo de medianoche

El libro, publicado en España por el sello Blackie Books, recuerda en sus formas a lo que narró, décadas atrás, Richard Matheson en su inmortal Soy Leyenda (1954). Una obra centrada más en el interior del personaje y en cómo reacciona a estímulos de extrema necesidad,  quedando como mero contexto lo que sucede de puertas para afuera. En la obra que nos ocupa, el fin del mundo actúa como esos vampiros sedientos de maldad y destrucción de Matheson.

En el filme, George Clooney -también detrás de las cámaras- trata de indagar en la evidente y voluntaria penitencia del protagonista y en su desolación personal, a la vez que transmite la amenaza que supone salir al exterior. Un espacio exterior, inédito en la carrera como director de Clooney, que se asemeja más a las formas de Alfonso Cuarón en Gravity (2013) -donde Clooney era co-protagonista- que a las representaciones más convencionales del género, como, por ejemplo, las aventuras espaciales de Star Wars, Star Trek, etc. Puede que precisamente los problemas que lastran el ritmo y la intensidad de Cielo de media noche se establezcan en las escenas del espacio, irregularmente rodadas con un ritmo tan vertiginoso como aburrido, pero sabe Clooney sabe transmitir las líneas de Brooks-Dalton.

Revista Mutaciones- cielo de medianoche

En cambio, las escenas terrestres suben el nivel gracias a las decisiones del Clooney director cuando se toma la libertar de cambiar y evolucionar ciertos pasajes del libro. Por ejemplo, en la escena del avión, ausente en la novela. La trama escondida, esa relación entre Augie (desgarradora interpretación del Clooney actor) e Iris (Caoilinn Springall), en el libro funciona con más sutileza y con más capas, apoyado con un uso de los flashbacks -que a medida que avanza el metraje van in crescendo-, que, a pesar de la latente obviedad entre Augie y Sully, consiguen encajar final y narrativamente con cómoda precisión. No obstante, lo obvio que rezuman las páginas del libro y qué tan sutil y escalonadamente es plasmado, en la película se ejecuta como un clímax balsámico y de despedida redencionista.

Cielo de medianoche habla sobre los vínculos, sobre ecologismo y la comunicación a todos sus niveles representativos. Aunque lo intenta, la película de Clooney profundiza más en el fondo y se pierde en la forma, sobre todo en las escenas del espacio.


Cielo de medianoche (The Midnight Sky, Estados Unidos, 2020)

Dirección: George Clooney / Guion: Mark L. Smith (Libro: Lily Brooks-Dalton) / Producción: Anonymous Content, Netflix, Syndicate Entertainment, Smoke House Pictures, Truenorth Productions (Distribuidora: Netflix) / Fotografía: Martin Ruhe / Montaje: Stephen Mirrione / Diseño de producción: Jim Bissell / Dirección de arte: Nic Palace / Música: Max Richter, Lorne Balfe / Reparto: George Clooney, Felicity Jones, David Oyelowo, Demian Bichir, Kyle Chandler, Tiffany Boone,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.