CHARLATÁN

Las formas del terror

Charlatan. Revista Mutaciones

Charlatán es el nuevo biopic de la directora polaca Agnieszka Holland sobre la controvertida figura de Jan Mikolášek, un curandero checo experto en plantas medicinales que diagnosticaba a sus pacientes mediante la técnica de la uroscopia. El sanador alcanzó gran notoriedad a mediados del siglo pasado y trató por igual a Martin Bormann, jefe de la cancillería del partido nazi y al Primer Ministro de Checoslovaquia, Antonín Zápotocký, que fue su protector en los años 50. Fue precisamente al morir este, cuando comenzó la persecución por el régimen comunista, que veía en Mikolášek a un estafador del proletariado, hasta ser finalmente detenido bajo la acusación de homicidio por envenenamiento. En este punto arranca la película. La directora, Agnieszka Holland, no se limita a mostrar los azares de la vida del sanador, sino que aprovecha su historia individual para volver a colocar su mirada sobre el nazismo y el comunismo. Algo que ya hizo en su anterior trabajo, Mr. Jones (2019) en el que denunciaba el Holomodor, la gran hambruna ucraniana sucedida bajo el mandato de Stalin.

La estructura narrativa de Charlatán se vale de flashbacks cada vez más largos que poco a poco se van adueñando del presente del film. Así presenciamos las luces y las sombras de la vida de un hombre que nunca abrazó ni el nacionalsocialismo, ni el comunismo, ni ninguna otra ideología que no fuera la suya propia y su necesidad ciega y algo enfermiza de curar a la gente, como repetirá varias veces a lo largo del film. El pasado, luminoso y de colores cálidos, tiene su contrapunto en el gris del presente de los interrogatorios en la cárcel y las entrevistas con el abogado defensor. Ambos recorridos por la relación entre Mikolášek y su asistente, otro de los grandes temas que aborda la película: la homosexualidad, considerada delito en Checoslovaquia hasta el año 1961.

Charlatan. Revista Mutaciones

Holland trabaja la dualidad del personaje a través de los reflejos, como puede verse en la secuencia más notable del film, el interrogatorio de la Gestapo. Gracias a un interesante juego con su imagen reflejada en los cristales de dos vitrinas., vemos cómo el doble de Mikolášek se sitúa primero detrás del personaje y luego le adelanta para colocarse frente a él como si quisiera también interrogarle. Por otro lado, una música estridente de cuerdas subraya con breves acordes disonantes las apariciones más grises del curandero, que se comportó de manera despiadada con las personas más cercanas que siempre le apoyaron.

Charlatán es mucho menos obvia y plana que la anterior Mr. Jones, pero continúa lejos de la exuberancia formal y narrativa del título más conocido de Agnieszka Holland, Europa, Europa (1990). Esta vez, el principal atractivo de la película reside en el personaje retratado, contradictorio e interesante, un charlatán atravesado por la historia reciente de Europa. Y la directora cuenta con la suficiente experiencia como para rodar este drama histórico con solvencia.


Charlatán (Šarlatán, República Checa, 2020)

Dirección: Agnieszka Holland / Guion: Marek Epstein / Producción: Marlene Film Production / Fotografía: Martin Strba / Montaje: Pavel Hrdlicka / Música: Antoni Lazarkiewicz / Reparto: Jan Vlasák, Joachim Paul Assböck, Ivan Trojan

 

Un comentario en «CHARLATÁN»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.