BOOK CLUB

El atardecer de la vida, con Christian Grey

La novela Cincuenta sombras de Grey, de E. L. James, redujo el BDSM al erotismo best-seller de grandes almacenes. Su posterior adaptación al cine, dirigida por Sam Taylor-Johnson, lo utilizó como ampliación del abanico de lo visualmente permitido en una historia de amor patriarcal y conservadora. En Book Club, primer largometraje de Bill Holderman, cuatro amigas sexagenarias (Diane Keaton, Jane Fonda, Candice Bergen y Mary Steenburgen) se citan cada mes para proponer la lectura de un libro y el personaje de Fonda, una empresaria exitosa, sugiere leer el libro de James. La incursión en semejante éxito de ventas por parte de las componentes de este club de lectura las activa hacia la vida y una sexualidad olvidada.

La comicidad de la propuesta no proviene del hecho de que las protagonistas vuelvan a una especie de adolescencia perdida, sino por ver a un cuarteto de exitosas mujeres, profesionales y cultas, sucumbir al mainstream de la trilogía “tórrida” de James tras comparar su vagina con el título del documental de Werner Herzog, La cueva de los sueños olvidados. La nostalgia que las rodea se anuncia en los créditos iniciales al repasar el pasado exitoso de las protagonistas en formato de álbum de fotos.

Las cuatro reputadas actrices parecen ir completamente a su bola incluso en las secuencias de las reuniones en su club, sin aventurarse la menor complicidad entre todas ellas como amigas. El resto son recurrentes gags de comedia facilona como el “envenenamiento” con viagra, dobles sentidos (Christian Grey – Moby Dick), el juego con las relaciones de total actualidad que empiezan a través de una app como Tinder y que acaban tras un polvo en el asiento de atrás de un coche y, una vez más, la identificación total del personaje de Diane Keaton consigo misma reflejándolo, una vez más, de la forma más clara en la elección del atuendo que va a vestir en su noche de lujuria.

Book Club también pretende cumplir con la cuota feminista en la relación que el personaje de Mary Steenburgen, dueña de un restaurante de alta cocina, mantiene con su marido (Craig T. Nelson). Durante una cena juntos ella bebe vino y demanda sexo mientras él pasa de ella. Esta pretensión feminista se va al garete cuando poco después ella pretende seducirlo vistiendo el ajustado vestido de camarera que usaba cuando era veinteañera. Demanda de sexo al principio para acabar entregándose a él después.

Al final, todo se reduce a “disfrutar del otoño de la vida”, el mensaje que hasta su puesta en escena reivindica claramente al llenar de cándidos atardeceres las secuencias en las que las protagonistas encuentran esa cuarta o quinta juventud.


Book Club (Estados Unidos, 2018)

Dirección: Bill Holderman / Guion: Bill Holderman y Erin Simms / Producción: Bill Holderman, Erin Simms, Andrew Duncan y Alex Saks para June Pictures / Fotografía: Andrew Dunn / Montaje: Priscilla Nedd-Friendly / Música: Peter Nashel / Dirección artística: Rache O’Toole / Reparto: Diane Keaton, Jane Fonda, Candice Bergen, Mary Steenburgen, Andy García, Craig T. Nelson, Alicia Silverstone, Don Johnson, Richard Dreyfuss

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.