Estrenos

BABY


Fábula de contrastes

El sexto largometraje de ficción de Juanma Bajo Ulloa, Baby, olvida el fiasco de Rey Gitano (2015) y nos recuerda al joven director que ganó la Concha de Oro con 24 años en 1991 con Alas de mariposa. Producida con el apoyo del proyecto Fantastic 7, presentado el año pasado por el Festival de Sitges en el Marché du Film de Cannes, Baby nos presenta una fábula en forma de macabro cuento fantástico (la película comienza con un libro abriéndose y termina con éste cerrándose) sobre la maternidad, la supervivencia y la superación personal. Rodada sin diálogos, la historia nos muestra a una joven heroinómana (Rosie Day) que se ve obligada a vender a su bebé recién nacido ante su situación de miseria. Sin embargo, la muchacha se arrepiente y decide recuperarlo, descubriendo que la mujer a la que se lo vendió (Harriet Samson Harris) es una especie de bruja de relato gótico: vive en una casa tenebrosa en medio del bosque con dos hijas, una de ellas es maltratada y la otra tremendamente consentida.

baby-mutaciones

La influencia de Hansel y Gretel y de Alicia en el País de las Maravillas está ahí, pero Bajo Ulloa construye un universo natural propio en el que la fauna y la flora forman un ecosistema maligno (a excepción del caballo blanco, otro elemento de cuento) al más puro estilo Anticristo (Lars Von Trier, 2009). Con ella comparte además los planos preciosistas y oníricos de la naturaleza al compás de una banda sonora de corte clásico, en este caso maravillosamente compuesta por Koldo Uriarte y Bingen Mendizábal. Pero, una vez que la protagonista se cuela en la casa para liberar a su bebé, la película se convierte en un remedo repetitivo de filmes de home invasion como No respires (Fede Álvarez, 2016), en los que la víctima se encuentra encerrada con los villanos. Ahí la historia va perdiendo fuelle narrativo, aunque no ocurre lo mismo con los simbolismos. Baby es una película abierta a varias interpretaciones. Por ejemplo, se presenta al mismo tiempo un coming of age maternal (y recordemos que a las madres no les suele ir bien en el cine de terror) y una posible denuncia de la gestación subrogada. Pero una de ellas puede pasar más desapercibida, y es sobre la religión católica. La vecina que “ayuda” a la protagonista proporcionándola el teléfono de la compra-niños porta visiblemente un crucifijo, mientras que en la casa del bosque hay una habitación con estampas, velas y un pequeño altar a Cristo. Toda esta parafernalia sirve como hipócrita fachada samaritana, aunque sí que tiene una utilidad real para la joven madre, que es la de usar uno de los crucifijos como palanca para abrir la ventana por la que quiere escapar. Un pequeño recordatorio de que, en los cuentos infantiles, los personajes suelen ser inocentes como un bebé al principio, pero terminan derrotando a su amenaza utilizando el ingenio.


Baby (2020. España)

Dirección: Juanma Bajo Ulloa / Guion: Juanma Bajo Ulloa / Producción: Frágil Zinema, La Charito Films / Fotografía: Josep M. Civit / Música: Bingen Mendizábal, Koldo Uriarte / Diseño de producción: Llorenç Mas / Montaje: Demetrio Elorz / Reparto: Natalia Tena, Harriet Sansom Harris, Rosie Day, Charo López, Mafalda Carbonell, Susana Soleto, Natalia Ruiz y Carmen San Esteban

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.