ARDE MADRID

Ava Gardner, “la de los toreros”

La filmografía de Paco León desde su debut en el largometraje con Carmina o revienta (2012) se caracteriza por impregnar de surrealismo y provocación todos sus argumentos, además de realizar una puesta en escena muy particular y por llenar sus filmes de una serie de personajes a cada cual más singular. Todo ello ya lo llevó al límite con su última película Kiki, el amor se hace (2016). En consecuencia, todas estas características se pueden constatar en cualquier capítulo de la nueva serie que ha codirigido con su mujer Anna R. Costa para Movistar, Arde Madrid (2018).

La nueva serie de Paco León se centra en la vida de la actriz de cine estadounidense Ava Gardner durante su larga estancia en Madrid, más concretamente en el año 1961 cuando a la actriz, ya afincada desde principios de los 50 en la capital, le ofrecen rodar 55 días en Pekin dirigida por Nicholas Ray y producida por Samuel Bronston. La serie narra las peripecias de Ava Gardner pero el foco está puesto, en mayor medida, sobre el servicio: Inma Cuesta interpreta a Ana María, una profesora de la Sección Femenina que es enviada por el régimen franquista como criada-espía al chalé de la Gardner para así tenerla controlada, para ello tendrá que fingir estar casada con Manolo (interpretado por Paco León) que será el chófer de la actriz, y ambos coincidirán con Pilar (Anna Castillo) también miembro del servicio doméstico.

Arde Madrid - Revista Mutaciones

En palabras del propio director se trata de una serie “rara, arriesgada y valiente” y acierta Paco León al completo   en esa definición porque es sorprendente  -para bien- realizar una serie sobre la vida de Ava Gardner (interpretada por Debi Mazar) en Madrid: noches de juergas, de tablaos flamencos, de alcohol, de grifa y de fiestas en su chalé, e intercalar ese aspecto -que no deja de ser algo anecdótico para todo lo que se muestra en la serie- con la vida y los trapicheos que llevan los miembros de su servicio doméstico que son los verdaderos protagonistas de la historia. Ese es uno de los motivos por los que la serie destaca y sorprende: los líos amorosos y de bebida de la Gardner están ahí y no se ocultan, pero lo que de verdad importa es la confrontación entre dos mundos opuestos. Por un lado, la noche madrileña con su farándula artística de la que Gardner era partícipe -día sí y día también- frente a la vida sencilla de la gente de clase media-baja encarnada por los personajes de Inma Cuesta, Paco León y Anna Castillo.

Se trata, por lo tanto, de una serie reflejo de una época, los años 60 en Madrid, donde se pretende mostrar las diferencias sociales que surgen entre distintos ámbitos de la sociedad. La vida de Gardner es la que es y no se miente; los comportamientos y problemas del servicio son los típicos de una sociedad sometida a una dictadura franquista: el desconocimiento de tantos asuntos, el miedo a quedarse embarazada por la problemática de las madres solteras, la prueba de la rana, los trapicheos para intentar ganarse la vida como sea, el mundo de los gitanos -quizá sea una de las tramas menos acertadas dentro del desarrollo de la serie, ya que da la sensación de que no consigue el mismo nivel de comicidad que el resto de situaciones- y sus líos, es decir, se trata de una comedia muy costumbrista con problemas comunes de la gente de a pie.

Arde Madrid - Revista Mutaciones

La represión sexual es uno de los temas destacados de la serie, frente a la figura de la actriz estadounidense como símbolo de la libertad absoluta, los personajes de Cuesta y Castillo representan la ignoranciatotal y ello deriva en un afán, propio del director, por centrar muchas escenas en el terreno de lo sexual, ya le ocurrió en Kiki… pero aquí lo vuelve a hacer aunque es algo positivo ya que no se trata de una provocación gratuita sin estilosino todo lo contrario, León consigue dar con una estética muy propia que ni produce rechazo y, es más, está realizada con mucho gusto y picaresca.

En definitiva, se trata de una serie a la que igual le sobra alguna que otra trama -que se antoja de relleno- pero que consigue lo más complicado: que resulte cercana y sencilla. Y ello se debe a que todo lo que se muestra es muy de este país, por un lado todo ese mundo de los artistas y la noche (es un acierto que León introduzca figuras tan representativas de la época -y lugar-  como Carmen Sevilla o Lola Flores) y por otro lado, que los actores escogidos para encarnar a los miembros del servicio de Ava Gardner saben reflejar perfectamente esa ignorancia y humildadpropia del pueblo español de aquel entonces frente al glamour lleno de miseria y falsedad que rodeaba a toda la troupe de artistas, cantantes y toreros.


Arde Madrid (Paco León, Anna R. Costa, 2018)

Dirección: Paco León, Anna R. Costa / Guion: Paco León, Anna R. Costa/ Producción: Movistar + / Música: Lucas Fernández, entre otros / Fotografía: Pau Esteve Birba / Montaje: Alberto de Toro, Ana Álvarez Ossorio / Diseño de producción: Begoña Muñoz Corcuera / Reparto: Paco León, Inma Cuesta, Anna Castillo, Debi Mazar, Carmen Machi, Ken Appledorn, Julián Villagrán.

 

Un comentario en «ARDE MADRID»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.