UN AMIGO EXTRAORDINARIO

La mano de Midas

No es ningún secreto: todo lo que toca Tom Hanks se vuelve de oro. No importa lo que haga, dadle un papel protagonista y hará de una película del montón una gran (y buena) superproducción; dadle un papel secundario, haz que guíe al personaje principal, por supuesto, y podremos disfrutar de dos horas donde el gurú de la actuación, solo con su presencia, dará sentido a todo un largometraje. El segundo caso es el de Un amigo extraordinario, la película dirigida por Marielle Heller que no necesita a Tom Hanks para valerse por sí sola.

un amigo extraordinario. Revista Mutaciones

Pero empecemos por el principio. La nueva película de Heller se basa en un artículo publicado por la revista Esquire sobre Mister Rogers en 1998: “Can You Say… Hero?(Has dicho… ¿Héroe?). El texto era uno más entre el montón de “héroes” que iban a ser entrevistados para un especial de la publicación y, en este caso, Tom Junod (nombrado Lloyd Vogel en la ficción) fue el periodista encargado de escribir sobre el presentador del programa infantil “Mister Roger’s Neighborhood”. Chaquetas de punto, pelo cano, sonrisa desbordante y marionetas siempre en mano. Así era Rogers y no, no parecía la imagen del héroe que la gente suele tener en la cabeza. Eso mismo pensó Junod cuando le dieron el trabajo pero, como suele pasar en las películas, las cosas no eran exactamente lo que parecían.

Un amigo extraordinario habla de aquellas personas que inspiran, de los superhéroes que no llevan capa pero están día a día luchando por aportar un poquito de luz a la vida del resto. Ni villanos a los que derrotar ni multinacionales como en Batman, solo un tipo influyente con grandes gestos. En este sentido, Rogers y Hanks parecen ir a la par, ofreciendo una imagen de sabiduría basada en muchísimos años de experiencia detrás de la pantalla. Rogers, que es más conocido en su territorio nacional que a nivel mundial, convence en su papel de persona humilde, sin embargo, existe un pequeño problema en la película difícil de asumir: el propio Hanks, que glorifica cada plano con su presencia alejándose de la idea principal de la película. Esta idea llega incluso a contaminar la traducción del título al español. La traducción correcta del título original al castellano sería Un hermoso día en el vecindario, un título que refleja cómo Junod se adentró en el mundo de Rogers, en su comunidad dirigida por títeres donde finalmente encontró vecinos en los que apoyarse. Sin embargo, al nombrar Un amigo extraordinario se deja de lado al periodista y su historia, apagando el resto de luces y encendiendo el foco sobre Tom Hanks, que como todos ya sabemos, sí, es extraordinario.

Pese a lo anterior, Marielle Heller consigue dirigir una película sobresaliente gracias a la mirada paciente de la cámara en los momentos claves de guion, donde el diálogo es más importante que cualquier imagen. Así, su mirada íntima y casi misericordiosa se convierte en su seña de identidad, todo sin renunciar a una puesta en escena pintoresca y, en ocasiones, delirante. Por todo esto no sería justo alzar solo a Hanks como si fuera una especie de Rey Midas. Todo el mundo debería saber que Heller también tiene una mano de oro.


Un amigo extraordinario (A Beautiful Day in The Neighborhood. Estados Unidos, 2020)

Dirección: Marielle Heller / Guion: Micah Fitzerman-Blu y Noah Harpster, basado en el artículo de Tom Junod / Producción: Youree Henley, Leah Holzer, Peter Saraf… / Fotografía: Jody Lee Lipes / Música: Nate Heller /Reparto: Matthew Rhys,Tom Hanks, Chris Cooper, Susan Kelechi Watson, Noah Harpster, Tammy Blanchard, Wendy Makkena, Enrico Colantoni, Sakina Jaffrey, Maddie Corman, Crystal Lonneberg, Maryann Plunkett, Michael Masini

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.