ADAM

El color del silencio

Quizás la mejor forma de afrontar una ópera prima sea la honestidad. Puede parecer presuntuoso posarse sobre el celuloide con temáticas o géneros que distan del autor. Por ello, el lienzo que dibuja Maryam Touzani resulta tan veraz como necesario dado que su debut cinematográfico, Adam (2019), posee todos los colores para pincelar la realidad: la suya y la de sus compañeras.

Adam (2019)

La muerte no pertenece a las mujeres”, expresa uno de los tres personajes que conforman el triple retrato en que consiste Adam. Un triángulo delineado con sutileza, en el que cada arista resulta veraz y conmovedora. El filme nos presenta a Sama, una joven marroquí embarazada que reniega de su vástago por haber sido concebido fuera del matrimonio. Tabú enclaustrado en la sociedad marroquí que atormenta a toda aquella mujer que tiene relaciones extramatrimoniales. Sama vaga sin rumbo en busca de un lugar donde cobijarse y tener a su hijo lejos de su familia. Es ahí donde se topa con Abla y Warda. Una viuda y su hija que deciden arroparla a pesar de las incandescentes habladurías y miradas de sus vecinos. Abla es un personaje demoledor que carece de cualquier ápice de felicidad. Al morir su marido, la alegría para ella es una condena; renegando del coqueteo, la música o cualquier ápice de sonrisa. Por otro lado, Warda es el símbolo de la juventud, de la apertura y el progresismo. Touzani concreta su obra con pocos personajes. Con los mínimos trazos posibles es capaz de explicar las llagas infringidas sobre las mujeres por la tradición del pueblo marroquí. No hace falta señalarlas, son demasiado evidentes. Gracias a estas tres mujeres cocina a fuego lento, con mimo y serenidad, una relación de complicidad y empatía a través del lamento común de las mujeres.

Pocos escenarios y gestos le bastan a la directora de Adam para definir con aplomo el carisma de una inquietante realidad que en ningún momento busca ser gratificante. La última lectura de la obra la reserva para el espectador, dejando en reposo la estampa para definir que las vicisitudes ante las que se enfrenta la mujer marroquí siguen en la palestra. El silencio, el hogar, la comida y el cuidado de los hijos son las reglas que tiñen la vida de estas mujeres. Auténticas, sinceras, corpóreas y absolutas, las tres protagonistas de Adam no sumergen en el calor de su cercanía y en el frío de sus miradas. Ojalá esta cinta dibuje la libertad que sus protagonistas reclaman.


Adam (Marruecos, Francia, Bélgica, 2019)

Dirección: Maryam Touzani/ Guion: Maryam Touzani, Nabil Ayouch/ Producción: Coproducción Marruecos-Francia-Bélgica; Ali n’ Productions, Les films du nouveau monde, Artemis Films Fotografía: Virginie Surdej / Montaje: Julie Naas / Diseño de Producción Rachid Taoussi / Música: Cathy Coopman/ Reparto: Lubna Azabal, Nisrine Erradi, Douae Belkhaouda, Aziz Hattab, Hasnaa Tamtaoui

Un comentario en «ADAM»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.