SHARKNADO 5: ALETAMIENTO GLOBAL

Cuanto peor, mejor para todos

El mes de agosto tiene un protagonista claro en el canal Syfy: el tiburón. Tal es así que ya se ha convertido en tradición la Shark Week, una semana dedicada exclusivamente a estrenos de películas de escualos con argumentos cuanto más disparatados mejor. Durante los últimos años esta maratón anual ha dado cabida a tiburones cada vez más grandes (Mega Shark vs. Mecha Shark -Emile Edwin Smith, 2014-, Mega Shark vs. Kolossus –Christopher Ray, 2015), más raros (Sharktopus –Declan O’Brien, 2010-, Super Shark –Fred Olen Ray, 2011-, Sand Sharks –Mark Atkins, 2012-, Tiburón fantasma –Griff Furst, 2013-, Tiburón zombie –Misty Talley, 2015-, Roboshark –Jeffery Scott Lando, 2015-, Tiburones de hielo –Emile Edwin Smith, 2016-, Toxic Shark –Cole Sharpe, 2017) y con más cabezas (El ataque del tiburón de dos cabezas –Christopher Ray, 2012-, El ataque del tiburón de tres cabezas –Christopher Ray, 2015-, El ataque del tiburón de cinco cabezas –Nico de Leon, 2017). Pero sin duda hay un fenómeno que se ha convertido en el rey de las Shark Week, y prácticamente en la cara visible del canal: las películas de “sharknados”, un juego de palabras entre shark (tiburón) y tornado. Porque la gracia es que la amenaza de toda la franquicia son tiburones que caen del cielo por culpa de tornados que los transportan de acá para allá, llevándolos a donde quieran los guionistas.

Como podemos observar, la primera película de la saga Sharknado (Anthony C. Ferrante, 2013) no fue la primera de su loco subgénero, pero sí la más mediática. La expectación fue creciendo desde que apareció el primer póster en el mercado del festival de Cannes hasta su estreno veraniego, que reventó los trending topics de Twitter. La fiebre Sharknado ha seguido expandiéndose año tras año con las consabidas secuelas (Sharknado 2: El segundo -2014-, Sharknado 3 –2015- y Sharknado 4: Que la 4ª te acompañe -2016-) sumando cada vez un éxito mayor que el anterior, para alegría de la cadena Syfy y de los bolsillos de Anthony C. Ferrante (director) e Ian Ziering / Tara Reid (protagonistas). Para superar a la sorpresa inicial de la primera entrega, en los filmes posteriores tuvieron que ir aumentando los “sharknados” en tamaño y en número, los elementos extravagantes (cíborgs, naves espaciales, motosierras láser…), los lugares emblemáticos (Las Vegas, la Casa Blanca, el Golden Gate, la Estatua de la Libertad…), los guiños a otras películas/series (por ejemplo, los que se hacían a Star Wars: El despertar de la fuerza, Los vigilantes de la playa y La matanza de Texas en la cuarta entrega) y los cameos de famosos/as en horas bajas (como John Heard, Vivica A. Fox, Frankie Muniz, Bo Derek, David Hasselhoff o Gary Busey).

Sharknado 5: Aletamiento global cumple rigurosamente con estas cinco claves: múltiples “sharknados” pasando, gracias a inexplicados vórtices interdimensionales, por lugares de todo el mundo como las pirámides de Egipto, el Big Ben londinense, la Ópera de Sídney o el Cristo Redentor de Rio de Janeiro. Guiños a Indiana Jones, James Bond, Mad Max y Regreso al Futuro. Cameos de Olivia Newton-John, Chris Kattan y Tony Hawk. Amuletos milenarios, dirigibles steampunk y armas de origen “divino”. Frases como “Soy muchas cosas, pero no un helicóptero humano”, y que luego resulte que, literalmente, SÍ QUE LO ERA.

Es decir, Anthony C. Ferrante hace exactamente lo que se espera de él: seguir el manual del nuevo cine cutre prefabricado. Hacerlo todo más grande, más loco, más tonto, más… peor. Que en definitiva es lo que la gente quiere. El espectador busca reírse con las chorradas de guion, las interpretaciones de chiste de famosos/as con la cara más operada que Michael Jackson, los efectos especiales hechos con el Paint (seguro que Syfy presionó a Microsoft para que ocurriera esto) y, de vez en cuando, ver al ex Sensación de vivir Ian Ziering luchar contra tiburones a patadas de kung-fu. Fíjense si Sharknado 5 lucha por innovar que, en una saga que cuenta con tornados coordinados de tiburones radioactivos, logra introducir una nueva variante de peligro animal jamás vista en ninguna de las películas anteriores: el ataque de tiburones a gente que está nadando en el mar. Menudo disparate, ¿no?

Fran Chico


Sharknado 5: Aletamiento global (Sharknado 5: Global Swarming, Estados Unidos)

Dirección: Anthony C. Ferrante / Guion: Scotty Mullen (Personajes: Thunder Levin) / Producción: David Michael Latt, Paul Bales, David Rimawi / Música: Christopher Cano, Chris Ridenhour Montaje: Ryan Mitchelle, Ana Florit / Fotografía: Ryan BroombergDiseño de producción: Felix Coles / Reparto: Ian Ziering, Tara Reid, Masiela Lusha, Cassandra Scerbo, Cody Linley, David Naughton, Chris Kattan, Olivia Newton-John, Tony Hawk, Fabio.

 

4 comentarios sobre “SHARKNADO 5: ALETAMIENTO GLOBAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.