M. NIGHT SHYAMALAN, EL CINEASTA DE CRISTAL

What a Twist

La obra de M. Night Shyamalan lleva generando debates entre los cinéfilos cerca de dos décadas. El propio director, cuya personalidad pública ha ido siempre ligada a su obra, ha vivido una carrera profesional en la que el giro argumental parecía la tendencia. Pasó de ser endiosado demasiado pronto a ser vilipendiado poco después por una industria ávida de creaciones y caídas de mitos. El último capítulo del cineasta, que en apenas veinte años ha cruzado los estadios del ciclo artístico completo, incluye su merecida resurrección y abrazo a su reconquistada autoría. Y ahora que las aguas del mainstream han vuelto a darle impulso, es el momento de volver a hablar del director indio y de desenterrar la división que eso conlleva.

m-night-shyamalan revista mutaciones

Poco antes del estreno de Glass (2019), que volvería a separar a parte de crítica y público, la editorial Berenice editó M. Night Shyamalan, el cineasta de cristal (2019). La portada ilustra un retrato del director, que nos observa rodeado por un cristal resquebrajado, cuyos fragmentos forman un crisol de imágenes icónicas de sus películas. Esta composición resulta una visualización exacta del contenido: un viaje a través de 49 autores, cuyas voces, rebotando unas contra otras, aportan un caos desigual de luces y sombras. Nadie puede negar a los coordinadores (Raúl Cerezo y José Colmenarejo) un entusiasmo pasional y minucioso; en el prólogo, se cubren con jocosidad del riesgo de montar un “Frankenstein heterogéneo e irregular”. Pero era un problema difícil de evitar en una obra de recopilación de artículos. No solo por la polémica que genera su director, sino por su propio formato.

El libro sigue en orden cronológico toda la obra del director, cubriendo sus dos primeras y desconocidas películas y pasando por toda su filmografía. Este recorrido es exhaustivo, ni siquiera deja fuera sus cortos de infancia, su aportación al guion de Stuart Little (Rob Minkoff, 1999), su participación en el documental publicitario El secreto de M. Night Shyamalan (Nathaniel Kahn, 2004), su truncada trilogía The Night Chronicles (2010-¿?) y su participación televisiva en Wayward Pines (2015). La única excepción es la entonces inédita Glass, que se atreven a cubrir en un sobrevuelo de elucubraciones que, una vez vista la película, a ratos resulta agudamente profético y a otros de lo más peregrino. El conjunto, que incluye extras como un estudio a las bandas sonoras, a las escenas eliminadas, y a los proyectos que no llegaron a fructificar, arrastra cierta sensación de relleno y desigualdad en la riqueza del contenido. Quizás, su mayor punto débil, es que como conjunto de voces no está bien balanceado. Es difícil establecer un nivel de calidad con Shyamalan, hasta el punto de que todas sus películas, incluso Airbender (2010) y After Earth (2013) encuentran un público que las siente incomprendidas e infravaloradas. Eso es lo que les ocurre a los autores invitados, llegando a contradecirse desde lo auténtico de ambos discursos. Esas contradiciones hacen que la diversidad de miradas no termine de calar, dada la pobreza de argumentos de los que están en contra de algunas obras del director frente a lo elaborado de los que están a favor.

split-m-night-shyamalan-revista-mutaciones
M. Night Shyamalan y James McAvoy en el rodaje de Múltiple (2017)

Sin embargo, el libro incluye visiones ricas para todo fan no solo de Shyamalan, sino del fantástico en general. La mayoría de los artículos son eficaces y de lo más diverso. También hay algunos brillantes: Ángel Sala, José Manuel Sala, Jesús Cañadas, Diego Salgado o Javier Trigales bucean con agilidad y sabiduría en unos textos que arrojan luz a la obra del director y al cine popular en general. Mención de honor merece el ensayo de José Colmenarejo, uno de los coordinadores, cuyo texto sobre La visita (2015) resulta indagador y refrescante. En resumen, un libro correcto que da exactamente lo que promete a lectores ávidos de visiones con las que bucear en una obra tan particular.

Nadie sabe qué le deparará el futuro al director de Philadelphia pero, lo que parece claro, es que a través de libros como este seguiremos hablando de él y de su trabajo mientras tienda no solo a la polarización, sino a la exaltación cinematográfica.


M. Night Shyamalan. El cineasta de cristal. Raúl Cerezo y José Comenarejo (eds.). Almuzara-Berenice, 2019. 430 págs.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.