JUEGO DE LADRONES. EL ATRACO PERFECTO

Publicada en Publicada en Estrenos

La decadente propuesta de un “robo perfecto”

Tras haber trabajado como guionista en Objetivo: Londres (London Has Fallen, 2016), Christian Gudegast se ha lanzado a la dirección coescribiendo junto con el creador de Prisión Break (2005-2007), Paul Scheuring, Juego de ladrones. El atraco perfecto (Den of Thieves, 2018), un filme de suspense en el que un grupo de ladrones planea robar 120 millones de dólares en efectivo antes de que sean destruidos por la Reserva Federal de Los Ángeles.

Parece que desde hace varios años, “el robo perfecto” se ha afincado con fuerza tanto en las salas de cine como en las nuevas plataformas digitales, y su éxito comercial ha retroalimentado la constante aparición de películas encasilladas en asaltar bancos, sucursales o empresas de gran tamaño. De hecho, recientemente se ha anunciado que la saga de Ocean’s Eleven (Steven Soderbergh, 2001-2007) tendrá incluso su particular versión femenina, hecho remarcable puesto que históricamente ha sido un ámbito monopolizado por hombres.

Y es que la ópera prima de Gudegast es, ante todo, una película en la que dos pandillas de machotes (los policías gamberros y los asaltantes camaleónicos) se buscan, se provocan, se disparan y se persiguen: una obra vacía tanto en su discurso como en su planteamiento. Las evidentes similitudes narrativas y formales con Heat (Michael Mann, 1995) delatan al director hasta el punto que el espectador será capaz de sustituir a Gerard Butler por Al Pacino y a Pablo Schreiber por Robert De Niro. Es más, como en la película de Mann, aunque sin aportar ni una relectura ni una nueva estilización, desde el propio prólogo hasta el duelo final, el filme se construye a partir de un constante cambio de punto de vista que salta desde la “pandilla con placa” al grupo de ladrones experimentados.

Pero este aparente intento de remake también debe su resultado frustrado a la banalidad del guion. La típica figura del Sheriff que no acepta que los Federales se apiaden de “su caso”, con problemas familiares, procesos de divorcio, alcoholismo, drogadicción… Ya no debería ser suficiente para el espectador, puesto que son recurrencias ya explotadas y caducadas a lo largo de años y años de historia del cine. Las acciones de los personajes carecen de motivación y esa falta de intención se traduce en elipsis que dejan cojas tanto las tramas secundarias como la propia principal. Y así, da la sensación de que Gudegast intenta salir del paso añadiendo un corto epílogo en el que los cabos sueltos son superficialmente atados después de los 140 largos minutos de metraje.

La propuesta vacía del director está curiosamente también reflejada en la primera secuencia del film, en donde el grupo de ladrones atraca un furgón vacío, en el que creían encontrar una gran cantidad de dinero, y provocan un catastrófico tiroteo para conseguirlo. Pero, en general, el suspense en el que se debería fundamentar el filme se ve anulado por una tensión narrativa para nada aprovechada y sobreexplotada con la presencia de la orquestación musical compuesta por esos sonidos graves atmosféricos repetitivos.

Juego de ladrones. El atraco perfecto no hace más que ratificar la decadencia de un género a la deriva, pero del que todavía se intenta sacar partido, más monetario que artístico. ¿Qué cuál es el principal argumento para sustentar dicha tesis? El anuncio de una segunda parte ya en marcha y su apuesta por convertirse en una saga como la de Ocean’s eleven.


Juego de ladrones. El atraco perfecto (Den of Thieves. Estados Unidos, 2018)

Dirección: Christian Gudegast / Guion: Christian Gudegast, Paul Scheuring / Producción: Mark Canton, Tucker Tooley, Alan Siegel, Gerard Butler, Chris Bender, JC Spink / Música: Cliff Martinez / Fotografía: Terry Stacey / Montaje: Joel Cox / Diseño de producción: Kara Lindstrom / Reparto: Gerard Butler, Pablo Schreiber, O’Shea Jackson Jr., Curtis ’50 Cent’ Jackson, Sonya Balmores, Maurice Compte, Evan Jones, Brian Van Holt, Jordan Bridges, Eric Braeden, Jermaine Rivers, Meadow Williams, Michael Papajohn, Lewis Tan, Oleg Taktarov, Mo McRae, Kaiwi Lyman, Patti Schellhaas, Michael Bisping

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.