PERFECT BLUE

Publicada en Publicada en Fuera de Campo

La pureza de la obsesión

En Japón muchas chicas y chicos sueñan con ser idols en algún momento de su vida, bien como cantantes o modelos, pero Mima ya está harta de esa vida y quiere dar un paso más hacia la madurez. Con Perfect Blue (1997) Satoshi Kon decidió representar el problema de la mujer idol en Japón de la forma más dura posible.

Cuando una chica consigue ser idol tiene como obligación entregarse por completo a sus fans y a su profesión, que en el caso de Mima consiste en formar parte de un grupo de música: CHARM. Ser una idol en Japón exige una pureza que no todo el mundo podría soportar. Los fans son muy obsesivos y solo quieren ver a sus ídolos como virginales, dulces e inocentes. Por lo que el paso adelante que da Mima para acercarse al mundo de la actuación, provoca un gran cambio en su vida que de ninguna manera se podría solventar. La protagonista deja de estar flotando en las nubes para poner los pies en la tierra y convertirse en persona.

Con la llegada de Internet y de los blogs personales, Mima se enfrenta a la suplantación de su persona. Ella no sabe qué es lo que está pasando pero alguien está escribiendo todo lo que hace, y esto va a más cuando con el cambio de profesión, se entrometen en su vida privada. Un supuesto Me-mania hará todo lo que esté en su mano para recuperar a la verdadera Mima, la idol, que para él está guardada dentro del cuerpo de la actriz. Por medio de la serie Doble lazo, en la que participa Mima, Satoshi Kon decide recrear la propia vida de la protagonista, con una disociación de la personalidad que separa a la inocente y virginal de la humana.  “Dime, ¿quién eres?”.

Y entonces sucede el acto que irremediablemente marcará un antes y un después en la película. Desde ese momento Mima no volverá a ser la misma y su versión idol junto a Me-mania no se lo perdonarán nunca. La paranoia se vuelve rutinaria y el día a día se confunde con sueños y alguna que otra alucinación. La protagonista, que aún parecía conservar algo de su vida anterior dentro de sí, se destapa y muestra su verdadero cuerpo y rostro. Cuando la mujer deja de ser virgen, y por lo tanto pasa a ser “usada”, no es necesaria y el siguiente paso que hay que llevar a cabo es quitarla de en medio. Las muertes y asesinatos rodean a Mima, pero “es imposible que la ilusión se convierta en realidad”. Rumi, su manager desde CHARM, no cree lo que está viendo y en cuanto Mima da el paso definitivo, ella solo es capaz de apartar la vista. Alguien le ha robado a su Mima, por lo que tendrá que hacer algo para recuperarla.

Rodearse de lujos por la fama no es algo que todo el mundo desee, pero en cuanto Mima se acerca a ella un poco no puede desquitarse, codeándose de guionistas, productores y fotógrafos de renombre. Aunque al principio dude, la espiral en la que se ha adentrado Mima no puede detenerse. Solo queda esperar a que poco a poco se vaya rompiendo en mil pedazos bajo los focos del escenario.

Marina Ferrera Lazo

Perfect Blue (Japón)

Dirección: Satoshi Kon / Guion: Sadayuki Murai / Producción: REX Entertainment / Música: Masahiro Ikumi / Animación: Mad House / Diseño de personaje: Hisashi Eguchi / Reparto: Junko Iwao, Rica Matsumoto, Shinpachi Tsuji, Masaaki Okura, Yosuke Akimoto, Yoku Shioya, Hideyuki Hori, Emi Shinohara, Kiyoyuki Yanada, Toru Furusawa, Aya Hara.

 

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *