ENTREVISTA A VÍCTOR GARCÍA LEÓN

Publicada en Publicada en Entrevista, Estrenos

Con motivo del estreno de Selfie, su nueva película tras once años, hablamos con Víctor García León sobre Sacha Baron Cohen, Santiago Alverú e improvisación. Todo, por supuesto, empezando con un selfie.

 

Víctor García León, a la izquierda, con nuestro redactor Carlos Rodríguez

 

¿Es Selfie el Borat español?

Ojalá. A mí Borat me parece un peliculón y ya me gustaría. Supongo que Borat también era el Peter Sellers de su generación. El humor se pega de unos a otros y esperemos que así sea.

¿Al igual que la película protagonizada por Sacha Baron Cohen, crees que los espectadores en ciertos momentos van a dudar entre lo que es real y lo que es ficción?

Bueno, yo también lo dudo. Hay mucha parte de Santi en Bosco y mucha parte de Bosco en Santi. Muchas cosas que han salido, en su momento eran reacciones reales de actores que les pasan cosas que no esperaban y también reacciones de gente que no son actores a los que les pasan cosas que no esperaban. Sí que hay algo de meter una peripecia de ficción en la vida, que es verdad que genera cosas que pueden ser más o menos graciosas o más o menos dramáticas, pero sobre todo son ciertas. Eso tiene una fuerza que a veces una película de ficción convencional no logra.

La película satiriza tanto a los pijos de derechas…

Como a los pijos de izquierdas…

También conocidos como pijos progres.

Creo que satiriza a todos. Eso lo decía también un amigo mío que vio la película el otro día. Decía que había un par de colectivos, entre ellos los homosexuales, con los que no nos habíamos metido, pero todos los demás nos iban a denunciar. Si no tienes a Tom Cruise, ni una momia ni efectos especiales, pues tendrás que tener mala leche, porque al final una comedia tiene que ser un poco libre y ojalá podamos ofender a alguien. Indicará que lo hemos hecho bien.

Desde luego no dejará a nadie indiferente.

Eso esperamos.

¿Qué tal es trabajar con Santiago Alverú?

Santi es una bestia. Yo nunca le agradeceré lo suficiente ni le pagaré lo suficiente por lo que me ha dado. Se ha puesto la película a la espalda y se la ha cascado entera y la verdad es que estoy deslumbrado, no solo por él como actor sino por él como persona. Es un tío fantástico, lo cual es un problema, porque debería decir cosas malas de él, las polémicas siempre ayudan en este tipo de promoción, pero la verdad es que me quiero casar con Santi.

 ¿Le diste mucha libertad a Santiago a la hora de improvisar?

El miserable no se terminó de aprender el guion. ¡Claro! Él llegaba y preguntaba: “¿Qué hacemos hoy?” (Risas) Pero la verdad es que había un punto en el que el guion era una cosa mucho más pueril y esquemática acerca de un pijo muy pijo, muy pijo, muy pijo en un sitio que era muy progre, muy progre, muy progre, y fue Santi el que le dio verdad. Cuando un actor te da eso, hay que fiarse, es decir, hay que dejarle que diga lo que quiera y cómo quiera porque él sabe mucho más sobre ser pijo que yo. Y él tiene un flequillo que maneja mucho mejor de lo que lo manejo yo. Santi nos dijo cómo se vestía, como hablaba, qué frases sí, qué frases no, dónde hacer un chiste que no habíamos hecho. Él es monologuista y trabaja en la comedia y la verdad es que le ha dado a la película una personalidad y una potencia por la que, de verdad lo digo, me quiero casar con él.

Carlos Rodríguez

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on TumblrPin on PinterestEmail this to someonePrint this page

Un comentario en “ENTREVISTA A VÍCTOR GARCÍA LEÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *